Las Provincias

El PP de Silla deja el pleno de presupuestos por la hora de convocatoria

La sala de plenos después de que el PP la abandonara. :: lp
La sala de plenos después de que el PP la abandonara. :: lp
  • Los populares critican que el cambio a las tres de la tarde fue para que el concejal de Podemos pudiera ir a la inauguración de su sede

silla. Los concejales populares de Silla abandonaron la sesión plenaria sobre los presupuestos que se convocó ayer por el equipo de gobierno al considerar una «falta de respeto» que se realizará un viernes a las tres de la tarde. Su portavoz, Serafín Simeón, acusa al alcalde del municipio, Vicente Zaragozá, de «bailar el agua a los radicales minoritarios» mientras «no quiere escuchar a los casi 3.000 silleros a quienes representa el PP» porque el pleno se convocó «a sabiendas de que muchos concejales populares no podían asistir por motivos laborales».

Según Simeón, «Zaragozá ha preferido cuadrar la agenda del concejal de Podemos y ha priorizado la inauguración de la sede que éste tenía prevista para la tarde a contar con la máxima representación posible de los silleros en el pleno» y añade que su grupo se levantó ayer como protesta por el «caciquismo» del primer edil, «quien lleva a cabo una política de hechos consumados».

El problema radicó en que los populares se quedaron sin dos de sus concejales, uno que no pudo asistir por temas laborales y un segundo que tuvo que irse a las cinco de la tarde e insisten en la «importancia de debatir los presupuestos». En este punto, remarcan que «estábamos dispuestos a votar a favor si incluían alguna mejora» pero «dado que no sólo no se nos ha consultado sino que, además, se ha hecho lo imposible para minar el debate, hemos optado por conservar la dignidad y no quedarnos a mirar cómo el cuatripartito pasa su rodillo».

Por su parte, Zaragozá, ha señalado su «sorpresa» por la actitud del PP a los que califica de «poca seriedad» y «falta de respeto a la soberanía del pleno». «La única razón que puede explicar lo que han hecho es que los presupuestos son los más ecuánimes y no tienen ningún 'pero'», añade. En cuanto a la hora señala que «era la más propicia para todos los concejales».