Las Provincias

Paterna bajará el IBI un 8% a todos las inmuebles del municipio el próximo año

El alcalde de Paterna, Juan Antonio Sagredo y el teniende de alcalde Juanma Ramón. :: lp
El alcalde de Paterna, Juan Antonio Sagredo y el teniende de alcalde Juanma Ramón. :: lp
  • El consistorio presenta el borrador de los presupuestos con un aumento del gasto social del 55% y un recorte en la partida de fiestas

El Ayuntamiento de Paterna realizará una bajada de impuestos con la rebaja del 8% del valor catastral de todos los inmuebles de la localidad, así lo anunció ayer el primer edil del municipio Juan Antonio Sagredo, en la presentación del borrador de los presupuestos de 2017. Se trata de las primeras cuentas tras la conformación del acuerdo del Batà, que integró a la formación Compromìs dentro del ejecutivo municipal.

El primer edil aseguró ayer que «no somos especialmente participes de bajar los impuestos» pero reconoció la elevada presión fiscal a la que están sometidos los vecinos. El consistorio ya había enviado una petición en 2015 para iniciar un nuevo procedimiento de valoración colectiva de carácter general (revisión catastral), acorde con la realidad socioeconómica del municipio, ya que el alcalde asegura que «los valores catastrales de las viviendas de Paterna se encuentran, de promedio, por encima del 50% del valor del mercado».

El regidor aseguró que todavía no han recibido una respuesta por parte de Hacienda, pero «el ayuntamiento va a asumir este gasto» y denunció que «algunos grupos de la oposición lleven varios años intentando polemizar este asunto». De hecho recalcó que «esta reducción no solo supondrá una rebaja en el Impuesto de Bienes e Imbuebles (IBI), si no también el de gravámenes municipales como la plusvalía y tributos estatales como el IRPF, el impuesto sobre las transmisiones patrimoniales o el de sucesiones».

Las cuentas, que deberá ser negociadas con el resto de grupos en el consistorio, apuestan por un presupuesto de 59.750.000 euros ajustando al máximo las cifras. El ayuntamiento llevaba varios años cerrando con superávit, y el equipo local apostará el próximo año por «unas cuentas equilibrada que aprovechen todos los recursos». En esta línea, el teniente de alcalde Juanma Ramón ha aplaudido «el cambio de modelo en el funcionamiento del ayuntamiento».

«El PP se ha dejado mucha gente por el camino para cerrar las cuentas en positivo y con la excusa de la bajada de ingresos se ha recortando en servicios básicos para la ciudadanía», lamentó el edil, que apuntó a que «lo que intentamos ahora es ser realistas con los ingresos que tenemos, ya que las previsiones siempre son mucho más bajas que el dinero con el que se cuenta al final del ejercicio».

En concreto, el ayuntamiento se ha marcado unos pilares fundamentales para estas cuentas que son el aumento de las partidas de limpieza y mantenimiento, educación, servicios sociales y fomento del empleo. En esta línea, se han subrayado los incrementos experimentados por estas áreas respecto a los presupuestos del PP, «el aumento del 62% en limpieza viaria, del 68% en educación, del 55% en servicios sociales y del 50% en fomento del empleo».

De acuerdo con el consistorio el presupuesto «posibilitará el aumento de las inversiones destinadas a estas áreas, entre otras cosas, mejorar la limpieza y el mantenimiento de la vía pública, parques y jardines; mejorar el funcionamiento de los centros docentes y de los servicios municipales en vacaciones escolares; destinar más recursos a políticas de igualdad, inmigración o mayores y mejorar el tejido empresarial y comercial como motores de creación de empleo, entre otras cosas.

Asimismo, entre las partidas a recortar estaría el presupuesto para fiestas y festejos populares que cae un 10% hasta los 545.000 euros. A pesar de ello, el consistorio ha asegurado que se van a mantener las ayudas a los convenios con las federaciones y han subrayado que aumentan partidas como «juventud, promoción lingüística o la promoción de la cultura».