Las Provincias

Sedaví reabre el complejo deportivo tras invertir 400.000 euros

  • Las obras han solucionado el deterioro provocado por la falta de mantenimiento de la anterior adjudicataria que abandonó la gestión en 2014

sedaví. Los vecinos de Sedaví ya pueden disfrutar de las instalaciones municipales de las piscinas, cubierta y descubierta, y del gimnasio que llevaban cerradas desde 2014. Para ello, se han invertido cerca de 400.000 euros con el fin de solucionar el deterioro sufrido por el complejo después de que la anterior adjudicataria abandonara su gestión hace dos años.

Los trabajos, que han tenido una duración de siete meses, se han centrado en la reforma de vestuarios, baños y mejora de la accesibilidad de la piscina descubierta. También se ha actuado en las zonas de picnic y solárium. Además, se ha reparado y reformado tanto la piscina cubierta como el gimnasio, que se ha dotado de un nuevo equipamiento.

Por otra parte, se ha reparado el sistema de placas solares que permiten un mayor ahorro en cuento a la energía que se necesita para calentar el agua. Las instalaciones también cuentan con un bar restaurante que abrirá sus puertas próximamente.

Con motivo de la reciente apertura del complejo el pasado día 2 de noviembre, la concejalía de Deportes organizó una visita guiada a cargo del ingeniero municipal, Salvador Quilis, para informar acerca del proyecto de reparación que se ha desarrollado en las instalaciones, los cambios y otros detalles de la concesión.

Durante la misma, el concejal del área, José Cabanes, explicó el detalle de las obras realizadas, así como el control que se seguirá sobre la concesionaria durante el período de gestión del servicio. Cabanes advierte que la licitación prevé «la creación de una comisión de seguimiento en la que están representadas las dos partes, empresa y consistorio, para controlar la explotación del complejo».

El edil ha señalado la «satisfacción» por esta reapertura y la «gran acogida que han tenido los cursos programados que ha obligado a la empresa a doblar la oferta inicial». «En apenas una semana ya hay cerca de 600 usuarios», destaca, aunque advierte que «estamos perfeccionando el servicio».

Entre sus actividades hay deportes como el pilates, yoga o spinning, además de otros tantos en el agua y cursos para adultos y niños que pueden beneficiarse de bonos económicos, ofertas y promociones.

Estas instalaciones se abrieron en 2008, pero la empresa concesionaria abandonó su gestión en 2014, alegando motivos económicos y reclamando al ayuntamiento cerca de cuatro millones de euros. Desde entonces hay una batalla legal entre ayuntamiento y mercantil que todavía no se ha resuelto.

Tras la nueva licitación, el consistorio ha logrado reabrir el complejo licitando de nuevo el servicio y tras esta importante inversión. En este sentido, Cabanes señala que «se ha luchado por la parte social que implica el deporte».