Las Provincias

Torrent obligará a los dueños de perros a llevar bolsas herméticas y kit de limpieza

  • El PP critica el «afán recaudatorio» de esta iniciativa que sancionará con 50 euros a los propietarios que no tengan estos elementos

Los propietarios de perros que circulen por las calles de Torrent tendrán que llevar, obligatoriamente, bolsas herméticas para recoger las heces del animal y un producto para limpiar la zona después de la micción y defecación. En el caso de no hacerlo, los dueños se enfrentan a una multa de 50 euros y, si no recogen los excrementos, la sanción asciende a 60 euros.

Esta ha sido la propuesta del equipo de gobierno para la modificación de la ordenanza municipal de convivencia ciudadana que se ha aprobado en la junta de gobierno. La concejal del área, Nadia Marín, asegura que la intención es «mejorar las condiciones higiénicas y de salubridad de la vía pública y de las zonas de uso públicas, incrementando el nivel de exigencia a los conductores de animales cuando transiten por ellos, tanto a través de medidas preventivas como sancionadoras».

En este sentido, la iniciativa también engloba la prohibición de que los perros realicen sus defecaciones y micciones en «aceras, paseos y en general, en cualquier lugar destinado al tránsito u ocio de personas, así como en fachadas de edificios, mobiliario urbano y el resto de equipamiento público».

Para que esto no ocurra, emplaza a los propietarios a que, «si no existe un lugar específicamente señalado», tendrán que «conducirlos a la calzada, junto al imbornal más próximo, utilizar los alcorques de los árboles, o llevarlos a otras zonas que no estén destinadas al tránsito de personas».

Además, la obligación se extiende a utilizar «bolsas herméticas» para la recogida de heces y un «envase, preferentemente atomizador, con un producto de limpieza y desinfección adecuado y suficiente» y matiza que «se prohibe el uso de lejía o productos con amoniaco, recomendando el uso de detergentes enzimáticos, vinagre o derivados del ácido cítrico». El PP se ha mostrado crítico con esta modificación de la ordenanza que atiende, según denuncian a un «afán recaudatorio» porque «obliga a los propietarios de animales a comprar bolsas herméticas, impidiendo recoger los excrementos con otros elementos como bolsas normales, papel, palas recogedoras y otros elementos disponibles en tiendas de mascotas».

Además, su portavoz, Amparo Folgado, recuerda al ejecutivo que «las actuales bolsas que dispensa el ayuntamiento en los sanecanes no son herméticas como obligará la nueva ordenanza» y señala que, tal y como está redactada, «el propietario deberá llevar varias bolsas herméticas y el atomizador siempre, aunque la mascota ya haya realizado sus necesidades, porque de no llevarlas sería sancionado con 50 euros».

En esta misma línea, los populares han presentado unas enmiendas a la propuesta para que en su redacción quede como «una recomendación el llevar el envase atomizador pero no como una sanción» y para que se realice una campaña informativa «en la que se promocione el uso de detergentes y vinagre tras la micción de los animales de compañía».