Las Provincias

Multada con 180 euros por abandonar a su perro en Burjassot

  • La mujer dejó atado al can, identificado con chip, en una estación de metro donde la policía lo halló deshidratado y en malas condiciones

Nueva sentencia condenatoria para una mujer por cometer un delito de abandono animal en Burjassot. El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Número 3 de Paterna ha emitido una nueva sentencia condenatoria para esta persona que cometió, el pasado verano en el municipio, un delito de abandono animal, previsto y penado en el artículo 337 del Código Penal.

La causa se inició en dicho juzgado, a partir de la denuncia presentada por la Policía Local de Burjassot, según informó ayer el consistorio en un comunicado.

La Sociedad Protectora de Animales de Burjassot (SPAB), que se ha presentado como Acusación Popular, ha contado con la representación legal de la letrada Olga Camps Contreras, socia de la propia SPAB y además, concejala de Bienestar Animal de Burjassot, quien ha realizado esta representación, de manera voluntaria y desinteresada.

Los hechos declarados como probados son constitutivos de un delito leve de abandono animal. El pasado uno de julio de 2016, la mujer abandonó a su perro, identificado con chip correspondiente, atado en la estación de metro de Cantereria, término de Burjassot para, a continuación, trasladarse a Benaguasil, donde tiene su residencia.

Aviso a la policía

A la llamada de un viandante, que reparó en el can, la Policía Local de Burjassot procedió a su rescate tras hallarlo, en dicha estación, «deshidratado y en condiciones no idóneas de salubridad no pudiéndose probar, sin embargo, la existencia de maltrato».

La sentencia emitida condena a la mujer como responsable en concepto de autora de un delito leve de abandono animal, por lo que se le aplica «una pena de multa de dos meses con una cuota de 3 euros y a 30 días de responsabilidad personal subsidiaria en caso de impago», lo que supone 180 euros, así como a la inhabilitación especial «durante seis meses para la tenencia de animales, además del decomiso de su mascota».

Recientemente una vecina de Burjassot fue condenada por el juzgado a ocho meses de cárcel por intentar matar a su perro con varios antidepresivos porque, al parecer, el animal le molestaba. La rápida actuación de los profesionales logró, finalmente, salvar al animal.