Las Provincias

Torrent implanta un sistema que repara tuberías sin zanjas

La concejal Inma Amat, en la visita a las obras, con los responsables de Aigües de l'Horta. :: lp
La concejal Inma Amat, en la visita a las obras, con los responsables de Aigües de l'Horta. :: lp
  • La empresa suministradora, Aigües de l'Horta, utiliza la tecnología para evitar el corte al tráfico de la vía y molestias a los vecinos

Los vecinos de la calle Santa Teresita de Torrent no han sufrido las molestias del corte al tráfico de la calzada ni los ruidos provocados por las obras para la reparación del colector del alcantarillado. La empresa encargada del suministro en Torrent, Aigües de l'Horta, ha realizado esta actuación en apenas dos días utilizando la tecnología sin zanja que, como su nombre indica, no necesita excavar para la ejecución de los trabajos.

Las ventajas de este novedoso método frente a la rehabilitación tradicional, como señalan desde la mercantil, «es que permite reducir tanto el tiempo de la actuación, como las molestias originadas a los usuarios y vecinos de la calle, evitando la rotura del pavimento, eliminando el ruido, la generación de polvo y disminuyendo la ocupación de espacios públicos, por lo que tiene una menor afección al tráfico rodado».

Además, «se trata de un sistema más respetuoso con el medio ambiente que la tradicional de excavación a cielo abierto, ya que tanto los materiales utilizados como los procesos tienen un rendimiento medioambiental más sostenible», explican a lo que se añade que «no se generan residuos ni escombros y el gasto energético es inferior al del método tradicional».

La concejal de Desarrollo Sostenible, Inma Amat, con el gerente de Aigües de l'Horta, Salvador Santamaría, y varios técnicos municipales y de la compañía gestora del ciclo integral del agua, visitaron ayer estas obras que han consistido en la rehabilitación de 46 metros de tubería de alcantarillado en esta calle de la ciudad.

La intervención, que ha contado con un presupuesto de cerca de 15.000 euros, era necesaria debido a la existencia de varias grietas en la tubería de hormigón que estaban provocando filtraciones al terreno y a los sótanos de algunas de las edificaciones, con los problemas que esto supone.

En concreto, estos trabajos han consistido «en la instalación de una manga continua de fibra de vidrio de diámetro de 400 milímetros, impregnada con una resina Epoxi que forma un nuevo tubo sin juntas y que se introduce de un pozo de registro a otro», explican desde la compañía.

Esta manga «se utiliza como revestimiento interior de la tubería a reparar, y se introduce por reversión con presión de agua». «Para asegurar la adherencia de la manga y resina a las paredes del tubo y que cubra las grietas existentes formando un nuevo colector, se utiliza agua a presión a elevadas temperaturas que ayudará al proceso de fraguado», explican. Esta nueva tecnología «garantiza la estanqueidad del colector» y «la vida media del material es de 70 años».