Las Provincias

Perfume para las calles de Paterna

  • Los baldeos viarios mezclan un litro de aroma concentrado por cada 8.000 de agua

  • El ayuntamiento quiere con esta medida neutralizar los malos olores de las aceras y dejar una fragancia a limpio en el ambiente

Paterna ya no se contenta con tener sus calles limpias. Ahora también las quiere lucir perfumadas y para lograr esta fragante máxima ya ha puesto en marcha una novedosa iniciativa: diluir un litro de perfume concentrado francés, con olor a pino y ropa limpia, por cada 8.000 litros de agua en los camiones cuba del servicio de limpieza para que las 'duchas' viarias sean higiénicas a la par que olorosas.

El ayuntamiento quiere acicalar sus calles con esta particular iniciativa que consigue neutralizar los malos olores y dejar una fragancia a limpio en el ambiente, que se mantiene intacta durante unos quince minutos, aproximadamente, ya que es difícil conservar un aroma durante mucho más tiempo al dispensarse al aire libre.

Este sistema de baldeos perfumados con este producto, llamado 'Fresh air woody', se está realizando desde hace unos días, de lunes a sábado, con una programación semanal calendarizada para aromatizar todas las zonas y barrios del municipio para deleite nasal de sus vecinos.

Desodorizante

Este nueva colonia urbana es altamente concentrada y devoradora de malos olores. Está elaborada con extractos naturales de pino, «elegidos por sus altas propiedades desodorizantes, desengrasantes y de larga duración».

Según explica la concejala de Infraestructuras, Nuria Campos, «hemos introducido un perfume intenso al agua de la cuba del camión de baldeo para que, mientras se limpian las calles con agua a presión, quede un rastro de buen olor que permanece en el ambiente entre doce y quince minutos».

El efecto logrado con estos baldeos fragantes es higienizar y neutralizar los malos olores que pueda haber en la calle, como orines o cualquier resto o comida, «al mismo tiempo que desincrustamos la suciedad acumulada en aceras y calzadas con el agua a presión».

El ejecutivo de Juan Antonio Sagredo «recuperó los baldeos diarios, nada más acceder a la alcaldía el año pasado, lo que ha mejorado mucho el nivel de limpieza de las calles de Paterna», según destacaron ayer desde el consistorio.

Pero no es la única novedad incorporada al sistema de limpieza municipal. El consistorio recuperó hace unos meses la higiénica costumbre de fregar las calles pero sin necesidad de usar fregonas. Los fregados desinfectantes a alta presión y a 45 grados de temperatura que los operarios realizan periódicamente en las aceras, a través de la empresa responsable del servicio de limpieza, permite acondicionar «de manera exhaustiva el suelo» y eliminar, sin frotar, todo tipo de manchas, orines o chicles, la pegajosa pesadilla de los barrenderos. La limpieza se extiende a los pies de las farolas y los bajos de papeleras o mobiliario urbano en general.

Un camión cuba especial, con detergente y material desinfectante, recorre las calles que presentan mayor suciedad o número de quejas por este motivo. Eso sí, el sistema no resulta efectivo, por ejemplo, en suelos rugosos, por lo que no se puede aplicar a todas las aceras sin excepción. Paterna también ha realizado recientemente lavados completos de todos los contenedores para dejarlos como los chorros del oro. En total se han tratado más de 600 depósitos de residuos sólidos, papel y cartón y envases ligeros.

Así que a los vecinos sólo les queda pasear por el municipio y olfatear las bondades de este nuevo servicio de limpieza.