Las Provincias

Paterna realiza inspecciones cada quince días y rutas de seguridad en sus parques infantiles

El alcalde de Paterna, durante una de las visitas a un parque infantil. :: lp
El alcalde de Paterna, durante una de las visitas a un parque infantil. :: lp
  • El ayuntamiento destinará una partida inicial de medio millón de euros en obras y mejoras para renovar parte de sus más de setenta instalaciones

Paterna destinará más de medio millón de euros para poner en marcha un plan de control y seguridad en todos sus parques infantiles y jardines, mientras los técnicos realizan inspecciones cada quince días y programan cinco rutas de control diferentes a la semana para detectar cualquier desperfecto o anomalía que pueda generar algún riesgo para los usuarios de este tipo de instalaciones.

La actuación que se va a desarrollar en más de setenta recintos lúdicos, a través del área de Infraestructuras y en el marco del II Plan Transforma Paterna, incluye un paquete de medidas de mejora que incluirá la renovación de todo el pavimento, el elemento que acumula en la mayor parte de los casos más problemas.

El objetivo es sustituir y mejorar los elementos de juego infantiles y adecuar los pavimentos de caucho, optando por pavimentos continuos, que sufren un menor deterioro con el desgaste y el paso del tiempo.

La concejal de Infraestructuras, Núria Campos, ha explicado que «el objetivo inicial es reponer el suelo de todos y cada uno de los setenta parques infantiles que hay repartidos por todo el término municipal para mejorar la calidad y la seguridad de estos espacios de recreo y diversión de menores».

Con ese mismo propósito, la regidora también ha anunciado que el ayuntamiento ya ha encargado unos paneles informativos, que instalará progresivamente en los parques en los que se vaya interviniendo, donde se indicará el grupo de edades para las que está recomendada cada área de juegos, la prohibición de la entrada en la zona de animales de compañía y números de teléfonos de interés e incidencias.

Así, Campos ha afirmado que, entre las actuaciones previstas en los parques, el equipo de gobierno también contempla la automatización de las puertas de los siete accesos al Parc Central (cuatro puertas abatibles y tres correderas), sistematización a la que se destinará 70.240 euros para sustituir las actuales puertas abatibles por otras más ligeras y motorizar las correderas para su apertura comandada.

También, en unas semanas, comenzarán los trabajos de reforma del parque del Gran Teatro, cuyo nuevo diseño fue elegido este verano por los cerca de 400 paterneros y paterneras que participaron en la votación popular entre las dos propuestas ofrecidas.

El Ayuntamiento de Paterna ya puso en marcha hace unos meses un nuevo servicio de mantenimiento y equipamiento para sus setenta parques infantiles. Se trata de una unidad especializada de cuidado y conservación para todas las áreas de juego infantiles que ayuda a mantener en condiciones estos espacios y a garantizar su seguridad. Los especialistas realizan inspecciones oculares y pruebas para garantizar que estos elementos están en perfecto estado.

El equipo está compuesto por un técnico, un coordinador de seguridad y salud y un director de obra que revisan cada semana los parques y realizan las reparaciones necesarias en quince días.

Dentro de este programa se incluyen las áreas infantiles ubicadas en los parques públicos, centros escolares y áreas verdes de todo el término municipal. El departamento de Infraestructuras inició hace un año una catalogación de las zonas para comprobar cuál era el estado de las mismas. El primer dato significativo es que Paterna sólo disponía «de un técnico para revisar el cuidado y conservación de los setenta parques infantiles y plazas de la localidad» , según denunció la concejala Nuria Campos.

El alcalde realizó también varias visitas a zonas en las que se registraban mayor número de quejas por incidencias y desperfectos. «La seguridad de estos espacios públicos es fundamental para los menores paterneros y sus familias, por lo que el gobierno municipal aumentará los recursos humanos y económicos destinados a su conservación y buen funcionamiento», dijo. Sagredo criticó la «deplorable situación» en la que se encontraban.

Los técnicos detectaron «desperfectos en el suelo de goma, columpios de madera astillados, carteles a los que les faltaban letras y hasta problemas con la tornillería que podrían provocar accidentes».

El ayuntamiento ha estado interviniendo en las instalaciones que precisaban reparaciones urgentes y ahora, con esta nueva partida inicial de medio millón de euros, se incidirá especialmente en la reparación del firme.

Fuentes del consistorio destacaron ayer que el número de quejas por desperfectos o roturas «ha bajado de manera considerable en prácticamente todos los casos, salvo alguna incidencia puntual, lo que indica que se está trabajando en el bueno camino».