Las Provincias

Meliana inicia la sustitución de la cubierta del Palauet Nolla

Imagen de los trabajos en la cubierta del edificio. :: lp
Imagen de los trabajos en la cubierta del edificio. :: lp
  • El consistorio invertirá 160.000 euros en la reparación de parte de los tejados y los forjados para evitar filtraciones de agua con las lluvias

El Ayuntamiento de Meliana continua trabajando en el proyecto de rehabilitación del Palauet Nolla. En concreto, los técnicos han iniciado ya la actuación de sustitución de la cubierta de la vertiente sur del edificio y el cambio del forjado de la parte norte de la cámara a la parte superior, que está previsto termine en diciembre de este año.

Dichos trabajos, que se incluyen dentro de las fases V y VI del plan, han recibido una inversión cercana a los 160.000 euros. Estas últimas reparaciones completan el conjunto de intervenciones para que el inmueble no corra peligro, especialmente por la acción de las lluvias y las filtraciones de agua.

No obstante, las obras de consolidación de la estructura del edificio tendrán que completarse con una actuación posterior, mediante la sustitución del forjado de la parte sur.

La cantidad total de inversión que recibirá la obra ha sido sufragada de manera conjunta por dos administraciones. Por una parte el Ayuntamiento de Meliana aportará 105.000 euros en recursos propios, mientras que la Diputación de Valencia destina los 55.000 euros restantes, incluidos dentro de las subvenciones para la rehabilitación de patrimonio.

Además, los trabajos actuales también están sirviendo para documentar algunos aspectos del edificio, como la volumetría original de la primera planta, antes de que se levantara el forjado para ubicar la cámara, al final del siglo XIX. También se han documentado algunos aspectos decorativos, como por ejemplo papeles pintados, molduras, y cerámica.

En este sentido, el primer edil del municipio, Josep Riera ha lamentado «que el proyecto se alargue en el tiempo, y en varias fases, precisamente porque lo tenemos que abordar con los recursos propios y con las subvenciones de las convocatorias anuales de la Diputación con esta finalidad. En la medida que encontramos otras fuentes de financiación, podremos avanzar más rápidamente».

Una vez terminadas estas tareas «nos podremos plantear actuaciones de rehabilitación más vistosas, ya que hasta ahora, al ser obras de consolidación, podía dar la sensación que no se estaba actuando en la rehabilitación, cuando ya se han hecho seis fases».

Por otro lado, Riera también ha subrayado que «se va a comenzar a abordar los usos futuros que tendrá el edificio. Un tema fundamental que habrá que decidir para definir las actuaciones en su interior».