Las Provincias

Paterna delimita los espacios prohibidos a perros y multará si hacen caca allí

Pipican en el barrio de Campamento de Paterna.
Pipican en el barrio de Campamento de Paterna. / LP
  • El Ayuntamiento ha empezado la instalación de 40 placas que también prohíben que las mascotas vayan sueltas

El Ayuntamiento de Paterna sigue en su apuesta de lograr una ciudad libre de cacas de perro y ha comenzado a colocar nuevas señales en espacios públicos que prohíben que las mascotas vayan sueltas y depositen sus excrementos allí bajo pena de sanción.

En su "guerra" declarada a los excrementos de perro, además de realizar campañas de concienciación para disuadir a los dueños de comportamientos incívicos, el Ayuntamiento ha repartido botellines pulverizadores desinfectantes y desodorizantes de orines y dispensadores portátiles de bolsas para excrementos caninos.

En concreto, el consistorio ha empezado la instalación de 40 placas de señalización, en las que aparece el símbolo de prohibido con un perro defecando e indicando que se sancionarán las infracciones, en el Barranco de la Sao, en el barrio de Santa Rita.

Además, según la concejal de Infraestructuras, Núria Campos, "se pondrán en todos los parques infantiles y en las zonas públicas más conflictivas del municipio en cuanto a presencia de excrementos caninos".

Esta medida se une a la campaña de concienciación vecinal que el consistorio puso en marcha a principios de año bajo el lema "Haz que tu perro presuma de ti" y a la campaña coercitiva que emprendió, a través de policías de paisano, con multas de 750 euros para los que no recojan las heces que depositen sus mascotas en la vía pública.

La regidora ha indicado que actualmente en Paterna hay 900 perros registrados y ha anunciado que ya trabajan en un proyecto de censo de ADN canino "que permita identificar, controlar y sancionar las heces animales en la vía pública" e incluso que estudian realizar una prueba piloto para instalar urinarios caninos.

"Somos conscientes de que la presencia de excrementos de perro en la vía pública es la principal reivindicación vecinal, no sólo por las molestias que ocasionan a los viandantes sino también por una cuestión de imagen y de salubridad de nuestro municipio", ha afirmado.

Temas