Las Provincias

Una campaña recoge fotos antiguas de las fábricas de ladrillos

Uno de los fumerals de Aldaia.  LP
Uno de los fumerals de Aldaia. LP

Redacción. El Ayuntamiento de Aldaia ha puesto en marcha una campaña bajo el lema 'Ayúdanos a construir la historia' con la que pretende reunir imágenes de los 'rajolars' y sus característicos 'fumerals', que «sin duda, son una parte importante del imaginario colectivo de los aldaieros y aldaieras», insiste la concejal de Cultura y promotora de esta iniciativa, Empar Folgado.

Folgado señala que la finalidad de esta recopilación será «publicar estas instantáneas en un libro sobre nuestra historia desde un punto de vista muy particular: las alturas».

«Aunque actualmente hacemos más fotografías que antes, la mayoría se quedan olvidadas en nuestros móviles, o sin revelar en las carpetas de ordenador, sin mirarlas ni una vez porque, quieras o no, no pueden suplir el tacto del papel ni los sentimientos evocadores de los tiempos pasados», explica Folgado, quien se pregunta «¿quién no se ha hecho años atrás una fotografía con su equipo deportivo con el fondo de una fuente que ya no existe, o una foto de grupo en la cual se ve un edificio ya derribado?» y ahora el consistorio está interesado en esas fotos. «Cuando hayamos reunido una cantidad suficiente, las publicaremos en un libro sobre la historia de Aldaia desde el punto de vista de las alturas y de la industria de los rajolars», añade la edil.

La campaña, en esta primera fase, se va a centrar en la temática de la industria y los fumerals, esas chimeneas de los rajolars que caracterizan el horizonte del entorno de esta localidad de l'Horta. «No solamente buscamos imágenes de las chimeneas que quedan ahora, sino también las que cayeron o fueron derribadas, sus hornos de cocción, las naves o las fábricas industriales», especifica la edil, que anima a los aldaieros a que busquen entre sus fotos antiguas, «las de sus padres o abuelos, en color o blanco y negro», sin importar que la industria o la chimenea no sea el elemento central de la foto, «aunque esto sería perfecto, porque también nos sirve que esté de fondo».

Las personas interesadas en participar en esta iniciativa pueden hacer llegar las fotos escaneadas al Museu del Palmito (MUPA), aunque si no tienen los medios necesarios, las pueden llevar físicamente y desde el consistorio se encargarán de copiarlas.

El MUPA facilitará fichas de catalogación de las fotos que se aporten y un escrito de autorización para la digitalización, reproducción y usos públicos de las imágenes, con lo que «nos aseguraremos de que se respetan los derechos de autor de estas fotos, que sin duda tienen una carga emotiva y sentimental especial para sus propietarios», explican.