Las Provincias

Torrent instalará fuentes en dos urbanizaciones por el corte del agua

  • La medida es provisional para los residentes en la colonia Buenavista y Falda de la Sierra mientras se busca una solución definitiva

El grifo del agua corriente de los vecinos de la colonia Buenavista y el núcleo de Falda de la Sierra de Torrent sigue seco desde hace cuatro meses, cuando el pozo privado que los suministra dejó de dar servicio. Desde entonces, los cerca de 140 residentes afectados han solicitado al ayuntamiento que actúe para poner fin a una situación que se vuelve cada vez más complicada.

La concejal de Medio Ambiente, Inma Amat, explicó que, tras reunirse el consejo de Aigües de l'Horta, se colocarán fuentes de agua provisionales en Buenavista con el fin de evitar que los residentes tengan que desplazarse de su zona para proveerse de agua.

No obstante, la solución definitiva todavía está sobre la mesa y el consistorio ha solicitado a la empresa encargada del suministro un informe que recoja todas las posibilidades que existen a largo plazo para evitar que esta situación vuelva a repetirse y la ubicación de las fuentes para poder dar un servicio de urgencia.

«Desde el mes de agosto estamos trabajando para solucionar el corte de agua, junto a los técnicos de Aigües de l'Horta», señala Amat. De hecho, voluntarios de Protección Civil, se encargaron de proveer de agua a los residentes con una cuba durante todo este tiempo que están sin servicio.

A pesar de ello, las protestas de los vecinos, llegaron hasta el último pleno, donde dos de ellos expusieron los problemas a los que tienen que hacer frente al estar sin suministro. «Cada vez que me quiero duchar, tengo que irme al complejo deportivo de Parc Central», interpeló uno de los afectados. «Aquí hay gente mayor que lleva tres meses sin poder bañarse e incluso una mujer embarazada ha tenido que irse a vivir a Valencia porque así no puede estar», añadió.

«Nosotros pagamos impuestos al igual que lo hacen los vecinos que viven en el casco urbano y queremos tener los mismos servicios», explicó este vecino, quien, además, recordó al equipo de gobierno que «las tuberías de Aigües de l'Horta pasan justitamente por al lado de nuestras viviendas».

Otro de los afectados, reconoció la labor de negociación que estaba realizando el equipo de gobierno pero les pidió que el tema «no caiga en el olvido» y que intentaran «acortar al máximo los plazos para negociar». «Sabemos que la situación es difícil porque parece que se trata de una decisión empresarial y que sólo la expropiación del pozo podría solucionarlo», argumentó.

Este vecino expuso al ejecutivo que la naturaleza del suelo en estas urbanizaciones «es urbana y por tanto el servicio del suministro de agua es obligatorio por parte del ayuntamiento».

Los populares se han mostrado muy críticos a raíz de la intervención de los residentes y de la «falta de respuesta por parte del alcalde, Jesús Ros». Para su portavoz, Amparo Folgado, «esto demuestra una falta de humanidad cuando estamos hablando de torrentinos y torrentinas que en el siglo XXI no tienen agua corriente, en muchos casos tratándose de niños, personas mayores y mujeres embarazadas».

El PP, tras reunirse con los vecinos en la propia urbanización, presentó una moción el pasado 19 de octubre para que se tratara en el pleno celebrado ayer, «cumpliendo el tiempo y la forma», como señalan, y ofreciendo soluciones al problema pero no se incluyó en la orden del día.

La concejal del área, Inma Amat, señaló que la moción «no pudo presentarse porque el secretario la remitió al organismo competente que es Aigües de l'Horta, donde se trató el tema en el consejo de administración celebrado ayer» y en el que se acordó la colocación de las fuentes que «son sólo una solución provisional».

Amat añadió que «vamos a seguir trabajando como desde el primer día para poder dar el servicio en unas condiciones adecuadas, tanto a estas urbanizaciones como a otras que también tiene un problema similar». En este último caso, se encuentra El Pantano, cuya asociación de vecinos solicitó al ayuntamiento que asumiera el suministro de agua potable. Amat adelantó que «ya hemos presentado el proyecto a los residentes y se ha presentado un plan de financiación ante el consejo de administración de Aigües de l'Horta para desarrollarlo».