Las Provincias

Tiroteo entre clanes en el barrio de La Coma

Varias de las patrullas que se personaron hasta el lugar de los hechos. :: lp
Varias de las patrullas que se personaron hasta el lugar de los hechos. :: lp
  • Casi una docena de personas de dos familias del barrio intervinieron en la reyerta que se saldó sin heridos ni detenidos

Pocos minutos después de la una del mediodía de ayer, los vecinos del barrio de La Coma se sobresaltaban al escuchar gritos y varios disparos de escopeta procedentes de la calle. Un enfrentamiento entre clanes gitanos había provocado una reyerta en la que participaron casi una docena de personas. La policía recibió varias llamadas de alerta de residentes que habían escuchado los disparos de armas de fuego y gritos.

La rápida llegada de una decena de patrullas de la Policía Local y Nacional a la plaza Benicarló y La Yesa disuadió rápidamente a los protagonistas del altercado, mientras los alrededores de ambas plazas se iban llenando de curiosos y vecinos. Según fuentes consultadas ayer por este diario, el enfrentamiento entre familias pudo deberse a desavenencias por una posible relación entre dos de sus miembros. Sin embargo, la mediación de varias personas consiguió apaciguar los ánimos, sin que se produjeran mayores consecuencias. Finalmente, nadie resultó herido ni se produjo detención alguna, pues la policía no pudo localizar las armas con las que se habían realizado los disparos.

Algunos de los vecinos consultados por este diario confirmaron haber escuchado «varios tiros y ruido». «Menudo susto nos hemos dado, estábamos comiendo en casa y hemos bajado a ver qué pasaba». Pero nadie quiso comentar o aclarar nada más respecto a lo sucedido. «Yo no sé nada más porque cuando he bajado ya no quedaba nadie aquí», explicó una mujer que contemplaba desde una esquina el despliegue de agentes tras el suceso.

La vigilancia policial en la zona se mantendrá como medida preventiva en las próximas horas para evitar que vuelva a producirse algún otro altercado de similares características. Así, una patrulla de la Policía Local del retén permanente del barrio, de la calle Picanya, recorrerá este fin de semana los alrededores de la plaza Benicarló para evitar más incidentes, en colaboración con el cuerpo de la Nacional. Fuentes municipales consultadas señalaron que este incidente «se trata de un hecho aislado porque en La Coma impera la tranquilidad. De momento, no se ha producido ninguna detención ni ha habido que lamentar, afortunadamente, daños personales o materiales de ningún tipo».

Otro vecino de la zona lamentó que se produzcan este tipo de sucesos «porque así no vamos a poder cambiar la imagen que se tiene del barrio de La Coma. Esperemos que la cosa no vaya a más y el asunto se quede aquí».

Dispositivo por Halloween

En cualquier caso, la vigilancia policial tendrá que repartirse este fin de semana entre La Coma y las numerosas celebraciones de Halloween, especialmente tras los avistamientos de 'payasos diabólicos' que se produjeron el pasado fin de semana en el entorno del parque de Alborgí.

El dispositivo policial se ha adelantado a hoy sábado, ya que las fiestas se extenderán durante todo el puente, con el refuerzo de una patrulla local más por turno. La policía ya publicó en su APP y en la web municipal, a comienzos de semana, una serie de consejos y recomendaciones para que los vecinos sepan cómo actuar en caso de encontrarse con alguno de estos personajes.

Varios residentes alertaron el pasado sábado de la presencia de un grupo de payasos que estaba atemorizando a los transeúntes en el citado parque. La Policía Local advierte que la moda de los 'clowns', importada desde Estados Unidos, puede acabar en denuncia y sanción de hasta 3.000 euros si existe intimidación y se utilizan elementos potencialmente peligrosos como bates o palos. Por ello, ha pedido «prudencia y sentido común».