Las Provincias

Mislata distribuye cestas biodegradables para la recogida de restos orgánicos

La presentación de la campaña de distribución de cestas. :: lp
La presentación de la campaña de distribución de cestas. :: lp
  • El vaciado de los nuevos depósitos marrones, que se instalarán en unos días en 25 puntos de la ciudad, será diario

El Ayuntamiento de Mislata ha comenzado a distribuir cestas y bolsas biodegradables, junto con la información sobre cómo utilizar los nuevos contenedores, a los vecinos y vecinas del municipio para iniciar la recogida y tratamiento de los residuos orgánicos, cuyo proceso natural de descomposición permitirá hace compost.

Entre la materia orgánica se incluyen las pieles de las frutas y las hortalizas, las cáscaras de los frutos secos, de los huevos o de los mariscos, los huesos y las espinas, las plantas y restos de huerta y cualquier elemento de origen vegetal no cocinada. También se consideran desechos orgánicos los posos del café y las infusiones, los palillos y tapones de corcho e incluso las servilletas y el papel de cocina. Todos estos residuos que se generan en los hogares de cualquier vecino acaban en el contenedor gris, al que va todo lo que no se recoge de forma selectiva para su reciclaje.

Pero en Mislata, a partir de ahora, esta materia orgánica tendrá «un tratamiento específico y un aprovechamiento», ya que el ayuntamiento, a través de su empresa publica Nemasa, ha lanzado un programa experimental, el primero que se pone en marcha en la comarca, para recoger por separado la basura orgánica.

El proyecto lo presentó ayer el alcalde de Mislata, Carlos Fernández Bielsa, para convertir la localidad en un «referente en políticas medioambientales y comprometida con el Objetivo Europa 2020 de reciclaje».

El primer paso, enmarcado dentro de la municipalización del servicio de recogida de residuos, es la instalación de este «quinto contenedor marrón» en 25 puntos de la ciudad. Su colocación comenzará la próxima semana. La segunda parte del programa será concienciar a la ciudadanía de la importancia de utilizarlo e informar de los detalles concretos para su uso, incidiendo en qué tipo de residuos se pueden depositar y cuáles no.

Como parte de la campaña informativa, explicó la concejala de Medio Ambiente, María Luisa Martínez, «vamos a repartir unas cestas marrones para que los vecinos puedan separar en casa los residuos orgánicos y bolsas biodegradables, porque este aspecto es fundamental, ya que las bolsas se reciclan junto a los desechos».

Las recogidas de los contenedores orgánicos se realizarán diariamente, tal como informó el gerente de Nemasa, Fernando Díaz, y los residuos se trasladarán a la planta de tratamiento del Emtre para su compostaje.

De momento se van a instalar 25 unidades como experiencia piloto, aunque como ya anunció Bielsa, «esperamos que el proyecto tenga una buena aceptación y podamos ir incrementando progresivamente el número de contenedores orgánicos».