Las Provincias

Silla soluciona los problemas de inundaciones en el casco urbano

La consellera, Elena Cebrián, y el alcalde, observan los planos. :: lp
La consellera, Elena Cebrián, y el alcalde, observan los planos. :: lp
  • La consellera Elena Cebrián visita las obras de las dos primeras fases de la red de colectores de pluviales que ya están prácticamente concluidas

Las obras de la red de colectores de pluviales de Silla se han completado en sus dos primeras fases. Estas actuaciones «muy necesarias para la localidad», como recalcó el alcalde, Vicente Zaragozá, estuvieron paralizadas durante cerca de cinco años, y ahora, prácticamente concluidas, permitirán aliviar las inundaciones que sufre el casco urbano cuando se producen situaciones de lluvias intensas.

«Antes el agua que llegaba de otros municipios se estancaba y alcanzaba un nivel de cerca de un metro provocando que entrara en las viviendas. Ahora también hay estancamiento pero alcanza muy poco nivel y el desagüe es más rápido», explicó Zaragozá a la consellera de Agricultura y Medio Ambiente, Elena Cebrián, quien visitó el municipio, acompañada por el director general del área, Manuel Aldeguer, para conocer el estado de las obras.

Estas dos fases han supuesto una inversión de 7,9 millones de euros y han consistido en la creación de un sistema unitario de pluviales sobre el antiguo alcantarillado, dadas las características del casco urbano que no permiten un desdoblamiento de la red.

La tercera parte del proyecto se está realizando a medida que se dispone de presupuesto municipal y la actuación más importante es la última de estas fases, cuyo proyecto asciende a 6,2 millones de euros, que pondrá fin definitivamente a la acumulación de agua en el casco urbano y que afecta sobre todo a la avenida del País Valencià.

Estas obras prevén superar la barrera artificial de la antigua pista de Silla para llevar el agua hasta la zona de campos de cultivo, donde se creará un embalse que actuará de filtro verde. Para ello, el proyecto ampliará los azarbes existentes en abierto para reconducir el agua y respetar el medio natural. También se utilizará el tanque de tormenta de Aquamed que hay construido en esta parte del municipio para depurar el agua.

El alcalde acompañó a la consellera, junto a concejales y miembros del cuatripartito formado por PSPV, EU, Compromís y Silla en Democràcia, hasta la plaza de España donde se está construyendo un sumidero capaz de absorber 4,5 metros cúbicos de agua por segundo para evitar las inundaciones en esta zona.

Cebrián destacó la importancia de esta modernización y renovación de la red de pluviales para «la calidad de vida de los vecinos, porque prevé las inundaciones, que es una cuestión de seguridad, y elimina la contaminación del medio ambiente». Zaragozá, por su parte, insistió en la necesidad de emprender la cuarta fase de las obras «para evitar que el agua sucia llegue a la Albufera».