Las Provincias

Ocho meses de cárcel por tratar de matar a su perro con antidepresivos

  • La mujer condenada, vecina de Burjassot, llevó a su mascota al veterinario y la rápida actuación de los profesionales logró salvar al animal

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Número 4 de Paterna ha condenado a una mujer, vecina de Burjassot, a ocho meses de prisión por haber cometido un delito de maltrato animal, previsto y penado en el artículo 337.1.a) y 337.2.a) del Código Penal. La causa se inició en el juzgado, por el procedimiento rápido, a partir del atestado presentado por la Policía Local de Burjassot, el pasado 10 de octubre.

La Sociedad Protectora de Animales de Burjassot (SPAB), que se ha presentado al juicio como Acusación Popular, ha contado con la representación legal de la letrada Olga Camps Contreras, socia de la SPAB y concejala de Bienestar Animal de Burjassot. Los hechos probados exponen que la mujer, de 55 años, administró a su mascota, un perro llamado Shippo, al menos cinco pastillas antidepresivas de diferentes fármacos, «con la única finalidad de poner fin a la vida de su mascota, alegando que ésta suponía una carga para su persona».

La propietaria llevó arrepentida a Shippo al veterinario, que fue atendido en dos clínicas de Burjassot. La rápida actuación de los profesionales permitió salvar al animal, que ha quedado al cuidado de los voluntarios y voluntarias de la SPAB.

La sentencia emitida condena a la mujer a ocho meses de prisión con la pena accesoria de inhabilitación especial para el ejercicio del derecho al sufragio pasivo durante el tiempo de la condena, así como dos años de privación del derecho a la tenencia y guarda de animales y el decomiso del perro Shippo, que ya ha sido entregado a la Protectora. La sentencia ya es firme y no admite recurso, según detallaron fuentes municipales.