Las Provincias

Paterna recuperará el entorno de las Cuevas y la Torre con 1,8 millones de euros

La concejala, junto a las cuevas y el entorno en el que se va a intervenir. :: lp
La concejala, junto a las cuevas y el entorno en el que se va a intervenir. :: lp
  • El ayuntamiento realizará estudios geológicos del subsuelo para analizar el estado de sus siete viviendas tradicionales y su afección al Bien de Interés Cultural

Paterna quiere poner en valor su corazón histórico con una inversión de 1,8 millones de euros. El ayuntamiento recuperará la zona de las cuevas y el entorno de la Torre para cumplir «una reivindicación vecinal histórica que permitirá, además, poner en valor nuestro patrimonio». La concejala de Patrimonio Cultural, Carmen Gayà, destacó ayer que esta iniciativa permitirá reforzar la singularidad de este espacio emblemático, con una intervención sobre casi 10.000 metros cuadrados.

El primer paso será realizar un estudio pormenorizado de las condiciones de toda la zona, incluida la Torre, declarada Bien de Interés Cultural (BIC), mediante varios análisis técnicos. Uno será geológico para radiografiar el estado del subsuelo y de las cuevas. La revisión de las siete estructuras y del terreno sobre el que se asientan ofrecerá una radiografía del estado de todo el conjunto y las prioridades a la hora de intervenir.

Las actuaciones afectarán a la Cueva del Palacio 56, las tres conocidas como de la Torre, 98, 100 y 109, además de las tres de la calle Presbítero Miguel Pérez, 7, 11 y 15. Se trata de la primera intervención global de estas características que se realiza en este entorno «tan importante para la historia y la cultura de Paterna».

Plan de obras

La actuación tendrá que contar previamente con el visto bueno de la Conselleria de Cultura al afectar a una zona declarada BIC y garantizará «principios de accesibilidad universal» para personas mayores o con problemas de movilidad reducida. Este proyecto forma parte del II Plan Transforma, un nuevo programa de obras con el cual el ayuntamiento pretende mejorar sectores urbanos de Paterna.

Con esta actuación del ejecutivo paternero, se busca «la mejora de los accesos y alrededores del patrimonio histórico y cultural de la villa y hacerse eco de una reivindicación histórica de las vecinas y vecinos en cuanto a la rehabilitación de esta parte tan importante» del municipio, como es la zona de las cuevas, antiguas viviendas tradicionales de Paterna.

«La conservación y recuperación del patrimonio cultural y su entorno es un rasgo fundamental del gobierno surgido del Acuerdo del Batà, y su presentación y puesta a disposición de todas y todos los paterneros y paterneras un objetivo principal. Disfrutar de nuestra cultura y nuestras raíces, y de sus manifestaciones patrimoniales y arquitectónicas, es y será uno empeño del equipo de gobierno», resaltó la responsable de Patrimonio Cultural.

Mejorar el estado del entorno de las cuevas, ya en superficie, permitirá ampliar la seguridad y la accesibilidad de la zona, ya que el firme se encuentra muy deteriorado y es totalmente heterogéneo, fruto de muchas intervenciones. Hay tramos en los que no existe recubrimiento y los sectores con arena y piedras, especialmente cuando llueve, afectan negativamente a todo el conjunto.

Las cuevas son un tipo de vivienda excavada con respiraderos. Las especiales características geológicas de Paterna posibilitaron su construcción. En 1824 había 38 cuevas habitadas censadas. A partir de entonces, su crecimiento fue continuado y exponencial, ya que a mitad del siglo XIX había casi 200 cuevas ocupadas por un 35% de la población y, en el siglo XX, se llegaría a las 509. Sin embargo, su desocupación progresiva aceleró también su desaparición. Las que se conservan en este sector son propiedad municipal.

La conservación de una cueva de este tipo requiere de una serie de cuidados específicos. Luchar contra las humedades es el principal apartado, especialmente, cuando estas estructuras dejan de estar habitadas.