Las Provincias

Ingeniero de mañanas y alcalde de Paterna a partir de las dos

Juan Antonio Sagredo, junto al paso de un convoy. :: lp
Juan Antonio Sagredo, junto al paso de un convoy. :: lp
  • Juan Antonio Sagredo compagina su antiguo trabajo en Ferrocarrils con su mandato en el Ayuntamiento tras prescindir de su sueldo municipal

Despertador a las seis de la mañana y media hora de deporte al aire libre. El alcalde de Paterna, Juan Antonio Sagredo, empezó ayer su jornada laboral algo antes de lo acostumbrado. Pero no lo hizo en el despacho de alcaldía sino en su antiguo puesto de trabajo en Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV).

Papeleo previo, auditorías y habilitaciones coparon sus primeras horas en el departamento de Seguridad de la Circulación. Sagredo, hijo y nieto de ferroviarios, regresó ayer a su trabajo como ingeniero, desde que lo dejara en junio del año pasado para asumir la vara de mando. Su decisión «totalmente personal» de renunciar al sueldo como alcalde para «cuadrar liberados», tras el pacto de gobierno con Compromís per Paterna, y compaginar ambas labores le han obligado a casar horarios al milímetro para desempeñar jornadas que se presentan casi maratonianas.

«Llegaré a las dos del mediodía al ayuntamiento y un día a la semana podré estar todo el día, como este jueves, por ejemplo. Las reuniones y juntas de gobierno se celebrarán a partir de las dos y el resto de cuestiones y asuntos pendientes se harán coincidir en dicha jornada, aunque también acudiré a actos o convocatorias cuando haga falta por las tardes».

El resto de reuniones, la atención en redes sociales y los ratos de descanso con la familia tendrán que repartirse en horario vespertino y/o nocturno.

Los 68.000 vecinos de Paterna también podrán departir con su máximo responsable municipal durante la campaña que acaba comenzar, 'l'Alcalde més a prop', en la que Sagredo visitará todos los barrios encabezando un punto de atención y recogida de propuestas que se instalará cada vez en una calle.

La decisión tomada por el primer edil «está siendo bien recibida». «La gente está contenta. Es un sacrificio importante pero me encuentro en un momento bueno y sólo es cuestión de organizarse. Una señora mayor me dijo el otro día que era como los alcaldes a la vieja usanza porque sigo trabajando y le ahorro dinero al ayuntamiento».