Las Provincias

Paterna diseñará una estructura desmontable de seguridad para blindar aún más la Cordà

Tiradores en plena celebración de la Cordà. :: lp
Tiradores en plena celebración de la Cordà. :: lp
  • El ayuntamiento quiere que el elemento reduzca las molestias a los vecinos de la calle Mayor y ayude a hacer la fiesta «más espectacular»

Paterna quiere rediseñar su Cordà para hacerla aún más segura. Para ello ha decidido idear una estructura de tipo desmontable que permita celebrar la fiesta con más garantías y con menos molestias para los vecinos de la calle Mayor.

El ayuntamiento quiere con este proyecto «mejorar las condiciones de seguridad de la calle Mayor donde se realiza la Cordà, con el objetivo de aumentar la protección tanto de tiradores y tiradoras como de vecinos durante los veinte minutos en los que se desarrolla este espectáculo de fuego».

Para comenzar a redactar este plan, el consistorio ha previsto destinar una partida de 50.820 euros y el siguiente paso será llevar la propuesta al pleno de este mes de octubre.

El ejecutivo «busca mejorar aún más la seguridad de su fiesta por excelencia». La propuesta permitiría intervenir en la calle donde transcurre el acto con una nueva estructura que se montaría y desmontaría en la vía pública para hacer el espectáculo «más fluido».

Evacuar personas

También ayudaría a mejorar la circulación, «agilizar el montaje de todo el entramado y, en caso de que fuera necesario, evacuar a los participantes a pie de calle y a los espectadores apostados en las viviendas en el momento del espectáculo». «Vamos a diseñar la Cordà del siglo XXI para hacer de nuestra fiesta más emblemática un espectáculo mucho más seguro y menos molesto para los vecinos y vecinas de la calle Mayor», destacó ayer el alcalde Juan Antonio Sagredo. Las actuaciones y elementos que se proyecten, que aún están por definir y podrían tener una vida útil de cuarenta años aproximadamente, se diseñarán en coordinación con el Consejo Sectorial de la Cordà para hacer de esta fiesta «el espectáculo más espectacular y más seguro del mundo».

Esta iniciativa ya se ha trasladado al Consejo Sectorial de la Cordà para trabajar ya directamente en el diseño. La propuesta «ha sido muy bien recibida por todos sus miembros».

La intención del equipo de gobierno es llevarla al pleno «para poder comenzar a desarrollar la idea lo antes posible». El objetivo de los técnicos es diseñar «unos elementos longitudinales de protección, que estarían situados junto a las edificaciones, y que permitirán delimitar un pasillo lateral por el que se podrían realizar circulaciones y evacuaciones», detallaron ayer fuentes de la corporación. Los materiales y el modo de confeccionar este sistema es lo que ahora habrá que concretar.

El objetivo será dar un paso más en material de control y seguridad para que, cada año, el número de heridos y contratiempos vaya disminuyendo. Precisamente, la Cordà de este año incorporó importantes novedades en materia de seguridad. Los tiradores y participantes portaron, por primera vez, brazaletes luminosos identificativos con microchip, se colocó un arco de control de acceso al perímetro de fuego para ampliar la seguridad en la calle Mayor y hasta se probaron señales con luz azul para valorar su eficacia en caso de tener que detener el espectáculo para atender una emergencia. La edición se saldó con quince heridos de carácter leve, once menos que el año anterior.