Las Provincias

Intenta matar con antidepresivos a su perro en Burjassot porque «molestaba»

'Shippo', el protagonista de esta historia, ya recuperado. :: lp
'Shippo', el protagonista de esta historia, ya recuperado. :: lp
  • La propietaria acudió al veterinario arrepentida y la rápida actuación de la policía y los profesionales permitió salvar al animal

Una vecina de Burjassot ha sido denunciada por un delito de maltrato animal tras intentar matar a su perro con antidepresivos porque, al parecer, «molestaba».

La Policía Local de Burjassot procedió a denunciar a esta mujer de 55 años, vecina del municipio, después de que la propietaria se presentara en la clínica veterinaria con su perro, alegando, «con signos de arrepentimiento, que había intentado acabar con su vida administrándole pastillas antidepresivas y añadiendo como principal motivo, que el perro les molestaba», según explican fuentes municipales.

Desde la clínica veterinaria se pusieron en contacto rápidamente con la inspectora responsable de la UPAN (Unidad de Protección Animal de la PLB) para comunicar los hechos, al tiempo que remitían al animal a un hospital veterinario.

Los agentes se personaron en el domicilio de la mujer para informarle de que había incurrido en un presunto delito de maltrato animal, a la espera del resultado. Afortunadamente y, debido a la rápida intervención clínica, el perro ha salvado su vida y ya está al cuidado de la Sociedad Protectora de Animales de Burjassot (SPAB) a la espera de que encuentre un nuevo hogar, donde lo traten adecuadamente.

«Una vez más, gracias al trabajo coordinado entre la UPAN de la Policía Local de Burjassot, la SPAB y los servicios veterinarios, se ha evitado la muerte de un animal indefenso», recalcaron desde la corporación.

El aumento de casos de maltrato y abandono de camadas enteras en bolsas de basura o cajas de zapatos en Burjassot lleva de cabeza a profesionales y responsables de la Protectora desde antes del verano. El ayuntamiento denunció en septiembre que los abandonos se habían duplicado en dos meses con 76 casos e hizo, junto con la SPAB, un llamamiento a la responsabilidad tras un «verano dramático».

Muchos de estos animales se han encontrado en contenedores, en el interior de bolsas de basura o en acequias, situaciones que causan graves secuelas a estas mascotas.

Hace sólo dos días, en un contenedor se localizaron cinco cachorros recién nacidos metidos en una bolsa que, lamentablemente y pese a los cuidados de los voluntarios de la protectora, no han tenido la misma suerte que 'Shippo', nombre con el que han bautizado sus cuidadores al protagonista de esta triste historia con final feliz.