Las Provincias

El alcalde de Paterna renuncia a su sueldo y regresará a FGV para «cuadrar liberados»

  • Juan Antonio Sagredo afirma que la decisión ha sido «totalmente personal» y confía en poder combinar «ambas responsabilidades»

paterna. El alcalde de Paterna, Juan Antonio Sagredo, anunció «sacrificios» tras el pacto de gobierno con Compromís y uno lo ha hecho efectivo renunciando a su sueldo y anunciando su regreso a Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV). Su decisión para «cuadrar liberados» ha sido «totalmente personal. No salían los números y teníamos que prescindir de uno en el PSPV y, sinceramente, el que más fácil lo tenía para volver a trabajar era yo. Es un sacrificio económico, personal y familiar pero creo que podré compaginarlo todo. Voy a seguir trabajando por mi pueblo como hasta ahora». Sagredo volverá a su puesto de trabajo como ingeniero el próximo lunes. «Posiblemente pida una reducción de jornada, lo que me permitiría llegar antes al ayuntamiento a diario e, incluso, disponer de una jornada completa». Eso sí, «si veo que el ritmo se ralentiza, siempre tendré la posibilidad de volver».

Sagredo deja también la presidencia y el consejo de administración de Gespa pero seguirá al frente de Empresa, Universidad y Comunicación. «Me gusta ser alcalde y me gusta mi trabajo y voy a seguir trabajando con las mismas ganas que hasta ahora», destacó.

Por otro lado, continuando con el Acuerdo del Batà, el portavoz de Compromís per Paterna y primer teniente de alcalde, Juanma Ramón, fue elegido ayer presidente de la empresa pública de Paterna. Para Ramón, el objetivo de la empresa pública tiene que ser «mejorar y mantener los servicios públicos del pueblo manteniendo también unas buenas condiciones laborales de los trabajadores y trabajadoras y ahorrar dinero a la ciudadanía en los servicios que ofrece». «Después de ocho años de gobierno popular, ese objetivo se pervirtió, olvidando el servicio público para el cual fue creada y derrochando el dinero de los paterneros y paterneras en proyectos fantasma, como por ejemplo, la Zona Franca, viajes en China, caprichos y contrataciones millonarias con empresas de amigos. Creando, además, una red clientelar para sacar provecho electoral» .

Dentro de las nuevas iniciativas que se tomarán desde la empresa pública, el nuevo presidente destaca la aplicación de los principios de responsabilidad social y transparencia en la contratación de servicios y de personal para garantizar que las nuevas contrataciones y las bolsas de trabajo se destinan a los parados y paradas con menos recursos.