Las Provincias

Puçol pide a Fomento una solución integral para los trenes en la población

El alcalde y varios representantes, durante la visita del ministro en septiembre. :: lp
El alcalde y varios representantes, durante la visita del ministro en septiembre. :: lp
  • La vía separa el municipio «desde hace 35 años» y «con el tercer carril el problema se agravará» al pasar 5.000 convoyes más al año

El gobierno de Puçol pedirá al Ministerio de Fomento una «solución integrada para el ferrocarril en la población». La línea divide al municipio «físicamente y socialmente, desde hace más de 35 años y con el tercer carril el problema se agravará, porque está previsto que cada año pasen entre 4.500 y 5.000 trenes con hortalizas, frutas y verduras, además de los que ya circulan de cercanías, mercancías, larga distancia y alta velocidad».

El ministro, Rafael Catalá, visitó el pasado mes de septiembre Puçol para comprobar el avance de las obras del Corredor, una infraestructura que será «clave para el transporte de mercancías y viajeros en los próximos años».

Pero hace falta «un plan integral que solucione la división y las molestias que genera el tren a la población». El alcalde, Enric Esteve, trasladó al ministro durante su visita un informe municipal en el que se detallan los principales problemas que arrastra la localidad.

El informe municipal elaborado por el departamento de Urbanismo ya se ha remitido a Madrid para que conozcan «de primera mano los problemas que las vías del tren originan, que se verán multiplicados al aumentar el tráfico de mercancías y pasajeros por el centro de la población».

Argumentos

El casco urbano se encuentra dividido por dos barreras: el barranco de Pasqual y el ferrocarril Valencia-Barcelona. «No hay acceso desde Puçol a las vías rápidas estatales (autovías A-7 y V-21) que dividen el término en varios puntos; el tráfico de trenes aumentará hasta en cinco mil anuales, sólo de mercancías, con el Corredor Mediterráneo. y todos pasarán por el medio del casco urbano y a velocidades que pueden alcanzar los 160 kilómetros por hora».

Para el Gobierno local colocar una pancarta en el ayuntamiento pidiendo el soterramiento de las vías fue la primera medida, «para llamar la atención», pero «continúa la lucha para conseguir que Puçol no sea un pueblo dividido por el ferrocarril, de ahí que se estén planteando ya nuevas medidas de movilización de los vecinos para reivindicar a todos los niveles una solución global para nuestro pueblo».

Según resaltó ayer el alcalde, «vamos a iniciar una campaña por el soterramiento de las vías, recogiendo firmas entre los vecinos... Iremos a Madrid las veces que haga falta hasta que logremos una solución integral para Puçol».

El ministro, durante su visita a Puçol, expuso el plan de Fomento con el Corredor del Mediterráneo, insistiendo en que «todos los tramos ya están licitados y algunos, como el tramo Valencia-Castellón están a punto de finalizar el tercer carril. No hay en absoluto restricción alguna de carácter presupuestario para que se siga avanzando en el desarrollo de esta extraordinaria infraestructura, sino dificultades de carácter técnico», aseguró Catalá. De hecho, «en lo que llevamos de 2016 hemos invertido 4.700 millones de euros, lo que supone un 25% más que en todo el año 2015», aseveró.

Con este informe recién remitido, Puçol ha trasladado «las diferentes infraestructuras que asfixian el desarrollo del municipio» y sus principales reivindicaciones.