Las Provincias

Paterna sella la puerta de la Cueva de Alfonso XIII y refuerza la seguridad del vallado

Placa de prohibido aparcar en el resto del solar y el vallado de seguridad, tras el cierre del acceso ayer. :: lp
Placa de prohibido aparcar en el resto del solar y el vallado de seguridad, tras el cierre del acceso ayer. :: lp
  • El ayuntamiento tapiará el acceso al inmueble, apuntalado por riesgo de derrumbe, si el proyecto se dilata aunque espera concluirlo en «menos de diez meses»

Paterna selló ayer el acceso a la Cueva de Alfonso XIII y reforzó la seguridad del vallado para evitar que los vándalos se puedan volver a colar en el interior del inmueble, cuyo estado presenta un alto riesgo de derrumbe. El creciente deterioro del conjunto, totalmente apuntalado, ha obligado a la corporación a plantear otras alternativas como el tapiado de la puerta, en el caso de que el proceso de adquisición y rehabilitación del inmueble se alargue en el tiempo.

Sin embargo, fuentes del ejecutivo afirmaron ayer que las previsiones son adquirir el bien protegido y ejecutar el proyecto de rehabilitación «en menos de diez meses». El ayuntamiento ya tiene hecha, desde hace meses, una reserva de crédito para formalizar la oferta a la administradora concursal que 'heredó' los bienes de la empresa Sumpa, incluida la emblemática cueva.

Los operarios revisaron el vallado y lo volvieron a cerrar, ajustaron la placa de prohibido aparcar en el solar del entorno y sellaron la puerta forzada de acceso.

Expediente en fase final

El siguiente paso será formalizar la oferta de compra municipal, de 20.000 euros al separar los 84.000 necesarios para el plan de rescate, y licitar la obra. A finales de este año podría quedar zanjada la primera parte. El expediente «se encuentra en su fase final. El proyecto de rehabilitación está redactado y se encuentra en el consistorio y la dirección de obra para llevarlo a cabo ya está adjudicada».

El PP denunció esta semana el acto vandálico y requirió al ejecutivo acelerar todos los pasos para evitar nuevos destrozos, apelando a la inseguridad de quien se adentra en el interior de la estructura, dado su deteriorado estado.

Fuentes municipales recalcaron que en el interior de la Cueva «no hay nada de valor y el acceso al interior está muy limitado porque hay puntales por todas partes. Hay puntos a los que es imposible llegar». Un informe municipal detectó daños graves por «riesgo de colapso» de la estructura, lo que incluso obligó a desalojar la vivienda situada justo encima. Los técnicos comprobaron en la inspección ocular la situación de los puntales y que la losa de piedra natural, que en su día fue excavada para construir la cueva, había cedido.

Sobre ella también se apoya la vivienda particular de arriba, lo que aumenta aún más el riesgo de desplome. Los puntales han sido vitales en este tiempo para evitar que la cueva se haya venido a bajo, pues «están comprimiendo los morteros de cemento que recubren dicha tabiquería y los muros de carga de piedra natural, también en muy mal estado».

La cueva del Rey Alfonso XIII es un Bien de Relevancia Local y todas estas actuaciones preventivas «junto con la intención de compra municipal buscan recuperar y proteger este importante elemento del patrimonio local». Este inmueble protegido, ubicado en el número uno de la calle Trinquet, forma parte del núcleo tradicional de Paterna, clasificado como Bien de Interés Cultural e incluido en el Catálogo de Bienes y Espacios protegidos del ayuntamiento. Esta cueva «es un símbolo de nuestro patrimonio y de la forma de vida de los paterneros en el siglo XVIII», tal y como recalcó al alcalde Juan Antonio Sagredo antes de iniciar el proceso. Su recuperación permitirá incluirla en la ruta turística de Paterna. La Cueva del Rey Alfonso XIII lleva su nombre por la visita que efectúo el monarca durante una estancia en Paterna. En los últimos años ha permanecido cerrada y sin uso durante casi una década.