Las Provincias

El PP de Paterna advierte de que la mitad de los usuarios del comedor social son menores

paterna. El PP advirtió ayer que «la mitad de los usuarios del comedor social son menores de edad y la tarjeta solidaria no se adapta a todos los perfiles de familias». El grupo municipal señaló que la tarjeta solidaria «fue implantada por los populares como un recurso complementario a los comedores sociales, ayudas de emergencia o subvenciones a colectivos de acción social, pero no como una solución universal».

Un total de 168 usuarios del comedor social en 2015, lo que supone el 47% de las personas que acudieron, «fueron menores de edad, de los que la mayor parte eran alumnos de instituto que asisten al centro solos, con autorización de sus padres». El resto, según la memoria que consta en el expediente, son principalmente «menores de tres años que, al no ir al colegio no tienen beca y acuden con sus progenitores al comedor». Para los populares «no existen garantías de que la sustitución del comedor social por la tarjeta solidaria «vaya a garantizar una adecuada atención para estos menores de edad, que cada día de la semana tienen a su alcance un menú equilibrado y la atención de los trabajadores sociales de Casa Caridad.

Por ello reclama al gobierno PSOE-Compromis una «solución integral y no un parche» y que explique «cuál es su plan para la atención social de las familias en riesgo de exclusión social». La portavoz popular, María Villajos, lamenta que «el alcalde de Paterna, Juan Antonio Sagredo, que siempre votó a favor del comedor social y que hace un año renovó el convenio con nuestro apoyo, cede de pronto a la presión de Compromis, que nunca ha sabido valorar la labor de Casa Caridad».

Fuentes del ejecutivo explicaron que la tarjeta solidaria se repartirá a todos los afectados tras el cierre en diciembre del local, afectado por las obras de la residencia para discapacitados, y que los menores disponen también de los comedores escolares los 365 días del año.