Las Provincias

Paterna cerrará en diciembre el comedor social que suplirá con el reparto de tarjetas solidarias

la entrada al comedor social de Casa Caridad. :: lp
la entrada al comedor social de Casa Caridad. :: lp
  • El PP alerta que dejarán de servirse 35.000 menús al año y el ejecutivo explica que el local está afectado por las obras de la residencia para discapacitados

Paterna cerrará el comedor social que atendía Casa Caridad en diciembre. El ayuntamiento no renovará el convenio con la entidad y suplirá esta labor «con el reparto de tarjetas solidarias para la compra de alimentos y productos de primera necesidad».

El PP lamentó ayer el «secretismo» con el que se ha llevado esta decisión y exigió al alcalde, Juan Antonio Sagredo, la convocatoria del Consejo de Bienestar Social y la Mesa de la Solidaridad para aclarar el proyecto alternativo a los «35.000 menús anuales que van a dejar de ofrecerse».

Los populares señalan que, como ya ocurrió con el comedor de la Casita de Carmen Roca, la instalación de Casa Caridad también cerrará sus puertas. Este servicio fue puesto en marcha por el PP en 2013, «habiendo cumplido con éxito el objetivo de incrementar la asistencia del ayuntamiento a los colectivos más desprotegidos del municipio, garantizando sus necesidades básicas».

Actualmente, el comedor sirve una media de 115 menús al día a personas derivadas por los Servicios Sociales municipales, y prepara una treintena de bocadillos para familias del barrio de La Coma.

Según la «comunicación oficial» dada a la entidad en septiembre, la concejalía de Protección a las Personas y Participación Ciudadana esgrimió «imposibilidad de utilización del espacio».

Fuentes del ejecutivo explicaron ayer que el convenio acaba en diciembre y que no se renovará porque las instalaciones del comedor están «afectadas por las obras de ampliación de la residencia y el centro de día para discapacitados. Esta actividad ocupaba unas instalaciones de forma provisional que ahora están afectadas por este proyecto». A partir de esa fecha, los beneficiarios «tendrán cobertura con la entrega de una tarjeta solidaria que les permitirá adquirir alimentos y productos básicos. El objetivo es implantar un nuevo modelo desde servicios sociales menos asistencialista y más orientado a dignificar a las personas».

Actualmente más de 60 personas hacen uso de dicha tarjeta de compra. «Está teniendo muy buena acogida. Los portadores van al supermercado y adquieren los productos que necesitan. El saldo de cada una se ajusta a las necesidades de cada beneficiario por su situación familiar, económica y laboral».

Fuentes municipales explican que algunos vecinos se mostraban «reacios a acudir al comedor social. De esta manera, también tendrán sus necesidades cubiertas y los siete días a la semana, no sólo de lunes a viernes».

Esta medida se completa «con los comedores escolares que se abren en Paterna los 365 días del año para que ningún alumno se quede sin comer, lo que ya supone una ayuda importante para muchas familias con hijos a su cargo».

Sin embargo, el PP recalcó que labor de Casa Caridad «va más allá de los alimentos que cocinan, pues cuenta con un equipo de trabajadores sociales y voluntarios que prestan su apoyo a los usuarios en diferentes campos como la salud, programas de búsqueda de empleo y vivienda, entre otros». El apoyo directo a los usuarios «mediante ayudas para el pago de recibos o la adquisición de productos básicos es otro valor añadido que aporta la presencia de Casa Caridad al municipio de Paterna». El PP agradece la labor realizara por Casa Caridad durante estos cuatro años, con un modelo de atención «serio y respetuoso».