Las Provincias

Manises refuerza la limpieza en las calles, urbanizaciones y los polígonos industriales

El camión de recogida de enseres. :: lp
El camión de recogida de enseres. :: lp
  • El aumento de la plantilla y de la recogida de enseres, seis veces por semana, son otras de las condiciones que se han incluido en el contrato

Las modificaciones en el contrato con la empresa FCC, encargada de la limpieza viaria en Manises, aprobadas el pasado mes de julio, ha supuesto un incremento en los servicios que hasta ahora se ofrecían con la incorporación de más personal que permite incluir zonas como algunas calles situadas en el barrio de Carmen, Santa Fèlix y la primera hilera del polígono del aeropuerto.

La recogida de basura incluye en su calendario todos los días del año, también el 25 y el 31 de diciembre, y la selectiva se incrementa a dos servicios semanales por cada tipo de contenedor, que también afecta al vidrio, que se recogerá semanalmente en vez de quincenalmente como hasta ahora.

El servicio también será más frecuente en los polígonos, con el apoyo de un peón, y en las urbanizaciones, por donde pasará tres veces por semana. Además, se limpiarán los contenedores con mayor frecuencia y el alcantarillado.

También se ha adquirido una hidrolimpiadora que funcionará con agua a presión para el mobiliario urbano, limpiar las fuentes y pintadas, y eliminar la orina de los perros. La recogida de enseres se incrementará hasta seis veces por semana para mejorar la imagen de las calles.

El concejal de Medio Ambiente, Rafael Mercader, señala que «vamos a recuperar todos los servicios que en 2012 el PP sacó del contrato de la limpieza y esto permitirá mejorar la estructura económica de los presupuestos, ya que podremos saber anticipadamente el gasto».

Además, destaca que esta modificación «ha supuesto un importante esfuerzo económico», pero recalca que «será insuficiente sin la colaboración ciudadana».

«Hemos de ser conscientes que la limpieza urbana es cosa de todos y que los comportamientos incívicos no solo afean y hacen insalubre el entorno, sino que provocan un mayor gasto que soportamos entre todos», añade.