Las Provincias

Paterna pondrá más de 300 ventiladores en todas las aulas de sus colegios públicos

El alcalde y el concejal abordan la situación con la directora de uno de los centros afectados. :: lp
El alcalde y el concejal abordan la situación con la directora de uno de los centros afectados. :: lp
  • El ayuntamiento inicia un Plan de Climatización con una partida inicial de 100.000 euros para reducir el calor en los centros escolares

Paterna enchufará más de 300 ventiladores para reducir el calor en las aulas de todos sus colegios públicos. El ayuntamiento acaba de poner en marcha un Plan de Climatización para instalar ventiladores de techo homologados por la Consellería, dos por clase, en Infantil y Primaria.

El objetivo es que los colegios dispongan de más medios para combatir las elevadas temperaturas, velando así por el «bienestar de alumnos y docentes durante los periodos de calor». Así lo anunció ayer el alcalde de Paterna, Juan Antonio Sagredo, durante la visita que realizó junto al concejal de Educación, José Manuel Mora al colegio Vicente Mortes, donde han previsto la instalación de unos 80 ventiladores, aproximadamente.

Sagredo ha explicado que «se van a poner ventiladores de techo homologados por la Conselleria en todas las aulas de los once colegios públicos que hay en Paterna» y destacó que «esta medida ayudará a combatir las elevadas temperaturas que se suelen registrar en las aulas, a principio y a final de curso y evitará que el calor interfiera en el normal desarrollo de las clases y, en consecuencia, en el aprendizaje de los menores».

El alcalde señaló además que se van a instalar dos ventiladores por aula y que la colocación «tendrá en cuenta tanto las necesidades de la clase como el aporte de ventilación natural».

El primer edil destacó que esta medida «lleva varios años siendo reivindicada por la comunidad educativa de Paterna y de la Comunitat Valenciana, sobre todo, por las altas temperaturas que se registran al inicio del curso escolar en septiembre y que, en varias ocasiones, a obligado a muchos municipios a retrasar el comienzo de las clases de Infantil y Primaria», algo que ha ocurridó este año por ejemplo en otra localidad de l'Horta, Moncada.