Las Provincias

Las contrataciones de Gespa acaparan el primer pleno del nuevo gobierno en Paterna

Un momento del pleno celebrado ayer noche en Paterna. :: lp
Un momento del pleno celebrado ayer noche en Paterna. :: lp
  • El bipartito reequilibra las fuerzas con el 'Acuerdo del Batán', pese a no contar con la mayoría, en una sesión llena de acusaciones cruzadas

El primer pleno al amparo del 'Acuerdo del Batán' (PSPV-Compromís) escenificó el cambio de fuerzas políticas entre bancadas, con las contrataciones de Gespa sobrevolando prácticamente toda la sesión. El ambiente ya se caldeó por la mañana, después de que el consejo de la empresa pública respaldara las tres nuevas contrataciones de cargos directivos, con los votos a favor de PSPV, Compromís y la abstención de Paterna sí Puede.

La ratificación del nombramiento del portavoz de Compromís, Juanma Ramón, como nuevo presidente de Gespa abrió la puerta a nuevos reproches, especialmente desde las filas populares. El grupo municipal popular criticó el «blindaje» de los tres nuevos contratos (director de marketing, de servicios y de recursos humanos) «sin convocatoria pública de empleo, tal y como ya advirtieron los habilitados nacionales».

Los populares resaltaron que bajo la influencia del 'Acuerdo del Batán', «Compromís haya cambiado de postura votando a favor», asumiendo «como propias y sin tapujos irregularidades que en materia de contratación fueron informadas por los habilitados nacionales, tras la denuncia que efectuó el PP». La secretaria general del ayuntamiento y el oficial mayor «acreditaron en un clarificador informe que la contratación de personal debe garantizar principios básicos como la publicidad de las convocatorias, transparencia, imparcialidad y profesionalidad de los miembros de los órganos de selección» y «no consta que la empresa haya cumplido con dicho mandado, al no realizarse convocatoria pública».

Cambio de «discurso»

Compromís «se ha quitado la careta» pues su «objetivo era hacerse con el control de la empresa pública a cualquier precio». Ciudadanos y Esquerra Unida también pidieron explicaciones a la formación por su «cambio de discurso» e «incoherencia» en este punto.

El alcalde Juan Antonio Sagredo explicó que, por primera vez, pasaban las nuevas contrataciones por el consejo de administración y reprochó al PP «no haberlo hecho nunca». «El PP nunca hizo contratos a los anteriores directivos y ni siquiera los pasó por el pleno».

Desde Compromís recalcaron que este apartado está a expensas de la auditoria de la empresa y la comisión de investigación abierta. «Hemos dicho que abriremos puertas y ventanas de la empresa pública, pero además fiscalizaremos la gestión del PP durante ocho años. Los paterneros tienen derecho a saber el alcance del despilfarro del gobierno popular en la empresa pública». Juanma Ramón ironizó sobre el hecho de que el PP «sea el que hable de ética y transparencia cuando mientras gobernaban se pagaban viajes a China, contrataban a empresas de amigos y convirtieron Gespa en su red clientelar para beneficiarse electoralmente. El PP no nos puede dar lecciones de nada», sentenció.

Por su parte, Ciudadanos afirmó no poder aceptar que Gespa «tenga un presidente que en prensa haga declaraciones en pro de la transparencia y esta misma mañana (por ayer), su grupo ratifique tres puestos de directivos contratados sin publicidad. Al igual que el resto de tripartitos son partidarios del dedazo aunque se empeñen en demostrar lo contrario».

Tras este cruce de acusaciones, el pleno aprobó la designación de nuevos representantes y órganos colegiados dependientes y no dependientes de la corporación con los votos a favor de PSPV y Compromís. Uno de los puntos, la delegación de competencias del pleno a la junta de gobierno local, necesitó el voto de calidad del alcalde al haber un empate a doce por la ausencia de un concejal de Ciudadanos, Raúl Babí, que presentó su renuncia por motivos laborales.