Las Provincias

La última concesión del bar del polideportivo de El Puig acaba en los juzgados

El exadjudicatario del bar del polideportivo de El Puig ha presentado una denuncia por «prevaricación y abuso de autoridad» contra el ayuntamiento al «precintarnos el negocio, con el local lleno de gente, sin tener una orden judicial y sin esperar a resolver las alegaciones presentadas para prorrogar dos años más el contrato, tal y como establecía el documento firmado por las partes en 2006». El afectado, Julián Lázaro, ha denunciado el caso en los juzgados de Massamagrell y ante el Síndic de Greuges. «En diez años hemos invertido más de 60.000 euros en mobiliario, en cocina. Al poco de tomar la concesión, hicieron obras municipales que afectaron a mi negocio y por las que no se nos recompensó. Hemos tenido que pedir hasta un crédito. Ahora nos precintan el local, por decreto, el mismo día que empezaban los campeonatos, con todo el género comprado. Llegó la policía y empezó a echar a la gente»

Desde el ayuntamiento explican que se ha «regulado» la situación del bar «tras vencer el plazo del contrato de la concesión», que no se pudo prorrogar «por reiterados incumplimientos contractuales por parte del concesionario». Está elaborando nuevos pliegos que regularán la gestión del local.