Las Provincias

Alaquàs estudia personarse en el caso de las grabaciones en duchas

  • El ayuntamiento aclara que el supuesto entrenador detenido por captar imágenes del vestuario femenino no es personal municipal

El Ayuntamiento de Alaquàs expresó ayer su «solidaridad» con las mujeres que fueron grabadas en unas instalaciones deportivas municipales por un entrenador y anunció que sus servicios jurídicos «están estudiando las fórmulas que correspondan» para personarse en el proceso judicial abierto, tras la detención del sospechoso.

En un comunicado emitido ayer, el consistorio repudia «de manera enérgica» esta acción y lamenta «hechos como éstos en los que se vulnera el derecho a la intimidad y de la propia imagen de las personas, especialmente hacia el colectivo de mujeres, víctimas constantes de esta forma de acoso sexual».

«Queremos dejar constancia pública de que la persona presunta autora de estas grabaciones no es personal del Ayuntamiento de Alaquàs, ni de la Empresa Pública Municipal (ALEM)», resaltaron las mismas fuentes. Asimismo, han recordado que «gracias a la colaboración de las afectadas, a la diligencia y profesionalidad del personal municipal y a los sistemas de vigilancia», se pudo detener al presunto autor de las grabaciones.

Desde el consistorio han asegurado que, cuando conocieron los hechos, «el Ayuntamiento de Alaquàs realizó la comunicación pertinente al Cuerpo Nacional de Policía, interponiendo la consiguiente denuncia que ha dado como consecuencia la detención del presunto autor de las grabaciones y la actual investigación en curso».

Ahora, el municipio «estudiará y, en su caso, adoptará las medidas que entienda más adecuadas», empezando por «impedir la entrada de manera cautelar al detenido».

El Ayuntamiento de Alaquàs «confía plenamente en la labor del personal municipal y de los trabajadores y trabajadoras de la Empresa Pública Municipal».

Por ello, quiso ayer lanzar un «mensaje de tranquilidad y confianza» a los vecinos, a los que han asegurado que se ha tratado «de una cuestión puntual y los sistemas de vigilancia han funcionado correctamente». En este sentido, han recordado que la naturaleza de los hechos investigados exige «la cautela y la prudencia necesarias para no interferir en las actuaciones del Cuerpo Nacional de Policía ni generar alarma social».

La Policía Nacional de Valencia detuvo la semana pasada a un joven de 26 años por grabar presuntamente con su teléfono móvil a mujeres que se duchaban en el vestuario del recinto deportivo, donde al parecer el individuo trabajaba como entrenador de un club. El joven está acusado de un delito de descubrimiento y revelación de secretos.

Las investigaciones comenzaron la semana anterior, después de que tres mujeres observaran mientras se duchaban un objeto negro en un tabique de las duchas, que rápidamente identificaron como un teléfono móvil.

Los agentes averiguaron que dicho tabique, por el que asomaba la cámara del dispositivo móvil, separaba los aseos femeninos del vestuario. El autor de las grabaciones se había subido a uno de los retretes para grabar con el teléfono por encima de la pared, lo que le permitía captar un mayor ángulo de las instalaciones. El hombre, que no tiene antecedentes policiales, fue detenido el jueves.