Las Provincias

El PP pedirá en el pleno consensuar el caso de la Cooperativa de La Canyada

  • Los populares piden al ejecutivo que no deje «al margen» a abonados y socios en el proceso de reversión del servicio de suministro hídrico

El PP llevará al pleno de la próxima semana una moción para que el ayuntamiento «informe y consensúe las decisiones que afectan a las 3.500 familias que componen la Cooperativa de La Canyada y el Plantío», durante el proceso de reversión del servicio de suministro hídrico en la zona. El Partido Popular pedirá que se informe «adecuadamente a los afectados para que puedan hacer valer sus derechos».

Teniendo en cuenta que el consumo medio de agua en La Canyada, por las características de este tipo de viviendas, es del entorno de 80 metros cúbicos trimestrales, se da la circunstancia de que las tarifas de la Cooperativa «son sensiblemente más ventajosas que las ofrecidas por otras compañías del municipio». Para el Partido Popular, tras la decisión «unilateral» de proceder a la reversión al ayuntamiento del servicio de abastecimiento de agua potable prestado en La Canyada, por finalización de la concesión tácita de la Cooperativa El Plantío y La Cañada, «es preciso preservar los derechos de las más de 3.000 familias que se van a ver afectadas en este proceso, garantizando que puedan estar informadas y opinar sobre las decisiones que se tomen en relación a dicho procedimiento».

En el caso de La Canyada existen dos entidades que abastecen a la totalidad de viviendas. Una de ellas es la Cooperativa, que cuenta «con más de 3.000 familias residentes de La Canyada que en su día adquirieron, al menos, una acción, lo que les convierte en propietarios de la Cooperativa. Dicha acción está valorada actualmente en 918 euros». El inicio del procedimiento de reversión del servicio de abastecimiento, que tenía en concesión la Cooperativa de Aguas, «ha sembrado muchas dudas, dada la escasa información que se ha ofrecido, y tendrá consecuencias que todavía no se han valorado», según manifestó recientemente en la Junta de Barrio la portavoz socialista, Nuria Campos. En dicha reunión, el presidente de la Junta de Barrio ya reclamó que antes de que el ayuntamiento «tome ninguna decisión que no tenga marcha atrás y pueda afectar a los socios y abonados de la Cooperativa de Aguas de El Plantío y La Canyada, ésta sea comunicada y consensuada, en la medida de lo posible, con los vecinos».

En este sentido el grupo popular «espera contar con el apoyo del pleno para lograr que las 3.500 familias cooperativistas y el resto de vecinos, no queden al margen de las decisiones unilaterales que tome el alcalde y su equipo de gobierno».

El ayuntamiento está a expensas de recibir un informe que debe determinar la fórmula legal a adoptar por parte de la corporación para culminar la transición. Fuentes del ejecutivo recalcaron esta semana que la reversión se lleva a cabo por una cuestión «de absoluta legalidad» tras la extinción de la concesión por 50 años que mantenía la Cooperativa Valenciana El Plantío y La Canyada. Desde el ejecutivo lanzaron también un mensaje de «tranquilidad» a los afectados al aseverar que la reversión municipal del servicio del agua en La Canyada «no encarecerá el precio».