Las Provincias

Paterna inicia el proyecto para suprimir sus dos pasos a nivel más peligrosos antes de 2019

La reunión entre la consellera y el alcalde, junto a otros representantes, para abordar el problema de los pasos a nivel. :: lp
La reunión entre la consellera y el alcalde, junto a otros representantes, para abordar el problema de los pasos a nivel. :: lp
  • La Conselleria de Obras Públicas y el Ayuntamiento trabajarán conjuntamente para construir un paso inferior en el de la carretera de Manises y eliminar el otro

Paterna logró ayer dar un paso en firme para erradicar sus dos pasos a nivel más peligrosos. La Conselleria de Obra Públicas, Vivienda y Vertebración del Territorio y el Ayuntamiento trabajarán conjuntamente en un proyecto para suprimir los puntos negros de la calle Joan Baptista Benlloch y la carretera CV-371 que une Paterna con Manises.

La Conselleria se encargará de la redacción y supervisión del proyecto constructivo y posteriormente ejecutará la obra, que será financiada por el Ayuntamiento. La consellera, María José Salvador, destacó ayer la importancia de la colaboración entre las instituciones en la reunión que mantuvo con el alcalde, Juan Antonio Sagredo, para ultimar el proyecto de supresión de estos dos pasos a nivel de Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV) en el término municipal.

La solución que se ha proyectado para su eliminación consistirá en la construcción de un paso inferior, de forma que se mejore la seguridad vial, tanto para vehículos como para peatones. El servicio de Proyectos y Obras de la Conselleria de Obra Públicas ya está redactando el pliego para sacar a licitación la redacción del proyecto constructivo para acometer la esperada supresión de estos dos pasos a nivel, tal y como solicitaba Paterna.

El alcalde de Paterna, Juan Antonio Sagredo afirmó que «se trata de la actuación más importante de toda la legislatura» y avanzó que «el objetivo del actual ejecutivo socialista es abrirlo a circulación antes de 2019».

Si bien, puntualizó que «se parte de cero y es una obra muy compleja, tanto como necesaria». El primer edil, nada más acabar la reunión con la consellera, informó de lo acordado a la Federación de Vecinos de Paterna, Favepa, y al padre del joven saharaui que falleció en 2013 en uno de estos dos pasos.

Fuentes municipales recalcaron que esta reunión entre administraciones impulsa un proyecto definitivo para «acabar con este punto negro, una de las prioridades del ejecutivo de Sagredo desde que accedió a la alcaldía».

En principio, el coste de las obras requerirán 3,5 millones de euros pero «se va a trabajar para intentar reducir esa cifra». Para ello, el Ayuntamiento pedirá una subvención a la Diputación de Valencia y tratará de conseguir ayudas de la Unión Europea para ejecutar la obra con menor coste.

Análisis

Paterna inició hace unos meses un plan para analizar el riesgo de sus doce pasos a nivel y mejorar la seguridad de los mismos. Responsables de Ferrocarrils, la Universidad Politécnica, el Ayuntamiento y la Federación de Vecinos de Paterna mantuvieron una reunión antes del verano para empezar a trabajar.

Expertos de Ferrocarrils y la Politécnica revisarán siete pasos en el casco urbano y cinco en La Canyada, pero la prioridad pasa por eliminar el más peligroso, el de la carretera de Manises.

Actualmente cruzan por este paso cada día cerca de 6.000 vehículos y en torno a 800 peatones y ciclistas. Sin embargo, según los datos que baraja el consistorio paternero, la evolución del tráfico en este punto, en unos cinco años, será exponencial. La mejora de varias instalaciones deportivas próximas aumentará el tránsito en este punto. La tendencia habla de un crecimiento de 13.200 vehículos por día, el doble de la cifra actual, y hasta 1.400 peatones-ciclistas, un 75% más de promedio.