Las Provincias

Quart de Poblet pagará dos millones por la expropiación de parcelas

  • La formación de EU pide explicaciones por lo que considera una actuación «negligente» y que ha provocado un perjuicio económico tan elevado

El Ayuntamiento de Quart de Poblet tendrá que pagar un total de dos millones de euros por la expropiación de dos parcelas para la construcción del actual Instituto de Secundaria Río Turia.

Debido a las discrepancias entre el propietario de los terrenos y el ayuntamiento, el procedimiento llegó a los tribunales para establecer el justiprecio de estas parcelas.

Tras un largo proceso, el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana en la Sala de lo Contencioso Administrativo Sección Tercera, el pasado 5 de abril de este año, fijó en 2.835.600 euros la cantidad que la entidad municipal debía abonar a los propietarios.

Desde la formación municipal de Esquerra Unida de Quart piden responsabilidades por lo que han considerado «una actuación negligente por lo que entendemos que ha existido y que ha provocado un perjuicio económico tan importante para las arcas municipales».

Cuestionan de igual modo los costes judiciales y la gestión que se ha llevado a cabo del proceso, teniendo en cuenta que «el ayuntamiento cuenta desde hace años con un servicio profesional para asesoramiento jurídico, representación y defensa judicial, con un jefe de área urbanística y una parte técnica administrativa que nos cuesta dinero a la población».

Por su parte, el Ayuntamiento de Quart asegura que acatará la sentencia y pagará lo establecido, ya que insisten en que «no tenemos problemas de liquidez, no necesitaremos solicitar ningún crédito, ni realizar recortes presupuestarios».

Además explican que «es una situación normal no haber alcanzado ningún acuerdo, debido a que los dueños de los terrenos, como es lógico, suelen considerar cualquier cantidad como insuficiente para el pago de sus propiedades».

La entidad municipal ha querido destacar que para ellos «lo importante es que se llevó acabo una inversión necesaria en educación que era la construcción del instituto público», por lo que aseguran poder hacer frente a este pago con unas arcas municipales «completamente saneadas».