Las Provincias

Torrent recibe una treintena de solicitudes de reforma de viviendas para su alquiler social

Los concejales, Andrés Campos e Inma Amat, revisan las viviendas rehabilitadas. :: LP
Los concejales, Andrés Campos e Inma Amat, revisan las viviendas rehabilitadas. :: LP
  • La empresa pública Nous Espais desarrolla un programa a través del cual ya se han arrendado tres pisos, aunque hay dos más en la bolsa

torrent. La empresa pública de Torrent Nous Espais ha recibido un total de 30 solicitudes para participar en el programa Rehabilita i Lloga, desde que se puso en funcionamiento a principios de año. A través de esta iniciativa, los propietarios de viviendas vacías pueden optar a una financiación máxima de 9.000 euros para su acondicionamiento que se descuentan mes a mes del cobro del alquiler que gestiona la empresa pública y que no excede de los 350 euros.

Dentro de este programa ya hay tres viviendas arrendadas y dos están en bolsa, a la espera de recibir a sus futuros inquilinos. Mientras que de la treintena de peticiones entregadas, se han desestimado 21, 16 que superaban el presupuesto y otros cinco propietarios que están valorando la inversión que tiene que hacer para dejarlas en buen estado para el alquiler. También hay cuatro pisos más que están en fase de estudio y que, como señalan desde Nous Espais, «se podrían activar en breve».

La empresa pública es la encargada de valorar cada presupuesto de las obras que hay que realizar que se limitan a pintura, albañilería, carpintería o incluso mobiliario. Una vez se obtiene el presupuesto, también realiza la contratación entre empresas locales para realizar los trabajos y dejar el piso en condiciones para ser habitable. Una vez entran a vivir los inquilinos, Nous Espais, cobra el alquiler mensual por un plazo mínimo de 36 meses, y de ahí descuenta la parte proporcional al arrendatario para sufragar el coste de las obras realizadas.

El portavoz del equipo de gobierno, Andrés Campos, explica la buena acogida de esta iniciativa porque «hay personas que no pueden alquilar sus viviendas porque no disponen de dinero para poder reformarla y con esto tiene la oportunidad de hacerlo». «A través de este programa hay una retorno de la inversión, tanto económica como social, porque la gente con menos recursos puede optar a ese arrendamiento que es más accesible», añade.