Las Provincias

Crece la preocupación entre los vecinos por los atropellos en Barón de Cárcer

vídeo

Viandantes cruzan Barón de Cárcer mientras gira un autobús, ayer por la mañana. :: damián torres

  • Los seis accidentes en menos de once meses han puesto sobre aviso a los vecinos, que estudian medidas legales contra el Ayuntamiento

Seis accidentes en menos de un año, cinco de ellos atropellos (el último el lunes) y uno mortal en abril, han encendido todas las alarmas entre los vecinos de la avenida Barón de Cárcer. El Ayuntamiento de Valencia decidió el pasado mes de noviembre crear un doble sentido para que los autobuses pudieran dirigirse hacia la plaza Ciudad de Brujas para ayudar a la peatonalización del entorno de la Lonja pero esta nueva ruta no convenció en ningún momento a los vecinos que, ahora, con los datos de los accidentes, estudian emprender acciones legales contra el Consistorio por poner en peligro la salud de los habitantes de la zona.

Desde la concejalía de Movilidad Sostenible, encargada de modificar las condiciones de la vía y, por tanto, de crear el doble sentido, aseguran que los vecinos han de cruzar con seguridad, ni con el semáforo en rojo ni sin mirar. Precisamente este último caso parece que fue el que se dio el lunes, cuando un joven de 25 años fue arrollado por un autobús de la EMT en el cruce de la avenida con la calle Linterna. Aunque su estado parecía no revestir gravedad, fue trasladado al Hospital Peset Aleixandre.

Según las primeras investigaciones, todo parece indicar que el joven «cruzó por un lugar inadecuado», según fuentes de la Policía Local. El concejal de Movilidad Sostenible, Giuseppe Grezzi, echó la culpa a los accidentados a través de Twitter en un mensaje a un usuario de esta red social: «En los cinco casos los accidentados pasaban con semáforos en rojo. Sin respeto no hay seguridad vial». Además, adjuntó una imagen de varios peatones cruzan do uno de los pasos de cebra en rojo. Fuentes de su departamento no quisieron pronunciarse, preguntadas por este diario, sobre si harán cambios en la señalización de la zona, pese a que el pasado mes de abril el concejal del ramo, Giuseppe Grezzi, pidió un informe sobre la vía tras el fallecimiento de un hombre de 63 años tras ser atropellado por otro autobús de la EMT.

Así las cosas, la situación en Barón de Cárcer comienza a preocupar a los vecinos de la zona. Reconocen que muchos de los viandantes son personas mayores acostumbradas a mirar únicamente hacia un lado de la calle al cruzar y que debería hacerse una labor pedagógica con ellos, pero también critican que los autobuses que se dirigen desde la calle Garrigues hacia la plaza Ciudad de Brujas lo hacen, en muchas ocasiones, por encima de la velocidad permitida en la vía. Además, se trata de una calle que miles de peatones cruzan cada día para desplazarse de la zona de Guillem de Castro al centro o viceversa.

Pese a las múltiples peticiones al Consistorio de que reconsidere el doble sentido no han recibido respuesta, por lo que ayer la Coordinadora de Entidades de Ciutat Vella se reunió a última hora de la tarde y comenzó a estudiar acciones para proteger «la integridad física de los vecinos». La Asociación de Vecinos y Comerciantes La Boatella estudia presentar una demanda contra Grezzi y contra el alcalde, Joan Ribó, así como la realización de acciones extrajudiciales para eliminar el doble sentido. «No vamos a permitir que la irresponsabilidad del Ayuntamiento cause más accidentes y muertes en Velluters», explican. Además aseguran que culpar a los vecinos es «una irresponsabilidad impropia de un cargo público».