Las Provincias

Una mujer llena un vaso de agua de un grifo de su vivienda, en una imagen de archivo. :: f. garcía
Una mujer llena un vaso de agua de un grifo de su vivienda, en una imagen de archivo. :: f. garcía

Guerra de precios por el agua en Paterna

  • Cuatro suministradoras con tarifas distintas operan en el término, lo que provoca que algunos vecinos tengan que pagar hasta tres veces más por el mismo consumo

  • Parte de La Canyada, Terramelar y La Coma encabezan el ránking de tarifas que el ayuntamiento quiere unificar

Paterna arrastra desde hace décadas un problema estancado. El coste por llenar un vaso de agua en un barrio u otro abre todo un galimatías de operadoras, tarifas y precios difícil de asimilar a la primera. Este conflicto histórico trae de cabeza al Ayuntamiento, que está inmerso en un plan para tratar de equiparar precios y unificar tarifas.

El principal problema es el «agravio comparativo» que se genera entre vecinos del mismo municipio cuando algunos tienen que pagar hasta tres veces más por el mismo consumo de agua, en función del barrio en el que se residen.

Cuatro empresas suministradoras se reparten el mapa del agua en Paterna. Aguas de Valencia, Aigües de Paterna, Omnium Ibérico y la Cooperativa Valenciana de El Plantío y La Canyada. Cada entidad factura sus respectivas zonas con tarifas independientes.

El crecimiento exponencial de Paterna, a partir de los años sesenta, materializó amplios barrios en la periferia, grandes zonas residenciales como La Canyada y cuatro vastos polígonos industriales que se sucedieron al pionero Fuente del Jarro. Este desarrollo urbanístico e industrial sin precedentes fue generando importantes necesidades de autoabastecimiento hídrico, muy diferentes entre sí, que se fueron cubriendo de diferente forma y tiempo.

35 kilómetros cuadrados

Algunas áreas pudieron hacer uso de pozos pero otras tuvieron que buscar otras alternativas de distribución. La extensión del término, 35 kilómetros cuadrados, y la dispersión de sus zonas urbanas, segregadas por grandes vías como la V-30 o la CV-35, sumergieron a Paterna en un mar de tarifas.

Los costes más bajos se registran en el casco urbano y Valterna. En esta sección del término opera Aigües de Paterna, empresa mixta formada por el Ayuntamiento de Paterna e Hidraqua, que da servicio al 70% de la población.

Precios

El ranking de precios sube para una parte de los vecinos de La Canyada. En esta zona residencial operan dos compañías, La Cooperativa Valenciana de El Plantío y y Omnium Ibérico, que suministran respectivamente a unos 3.000 vecinos. El siguiente escalafón de precios lo ocupa Terramelar, La Coma y Fuente del Jarro, donde opera Aguas de Valencia. La zona donde el precio del agua sube otro peldaño es para el resto de vecinos de La Canyada.

La comparación de los costes del servicio del agua potable según la entidad suministradora y el consumo ofrece amplias horquillas. Con un consumo medio trimestral de 30 metros cúbicos, las tarifas saltan de 17,41 euros en el casco urbano a 51,98 euros en La Canyada, lo que supone prácticamente el triple.

En consumos mucho mayores, 150 metros cúbicos, las tarifas oscilan entre los 83,96 euros a 170,67, en función de la zona y la compañía.

El ayuntamiento ha encargado un informe para analizar al detalle todas las cifras y tratar de buscar soluciones que permitan llegar a una tarifa única en un plazo que no se prevé corto.

Esta misma semana, el PP alertaba de que la reversión del servicio de suministro en La Canyada iniciada por el ayuntamiento, tras la extinción de la concesión por 50 años de la Cooperativa Valenciana El Plantío y La Canyada, podía duplicar el precio, extremo que al día siguiente negó el gobierno de Juan Antonio Sagredo, que acusó al PP de falta de control y gestión al no haber iniciado el expediente para regularizar la situación tras caducar la concesión en 2014.

La concejal de Infraestructuras, Nuria Campos, resaltó que el objetivo es «avanzar hacia un servicio unificado de suministro y de tarifas en el municipio donde todos los vecinos de Paterna tengan los mismos derechos en cuanto al agua y no se vean discriminados en función del barrio donde residan».

Para complicar un poco más el asunto, el PP denunció el viernes que la empresa Omnium Ibérico, una de las dos suministradoras de La Canyada junto a la Cooperativa, publicó en el Diario Oficial de la Generalitat Valenciana «el incrementó, superior a un 11%, del precio de la tarifa del agua para el barrio, pasando de 0,73 a 0,82 euros por metro cúbico» para abonar al Emshi «la denominada tarifa binómica por la conexión a la red de distribución de agua 'en Alta' que proporciona esta entidad».

Este es el aderezo que se suma a la ensalada de precios que se genera si el agua procede de pozos o se tiene que traer tras adquirirse 'en Alta', lo que encarece lógicamente la tarifa final. A esto se suman los derechos de concesión activos que el ayuntamiento no puede arrebatar a las concesionarias para no caer en una lluvia de más que posibles indemnizaciones millonarias.