Las Provincias

La Pobla de Farnals alerta a Educación de la masificación del comedor del Cervantes

Reunión del AMPA a la que asistieron más de 200 padres y madres de alumnos. :: lp
Reunión del AMPA a la que asistieron más de 200 padres y madres de alumnos. :: lp
  • Las solicitudes para optar al servicio escolar cuadriplican la capacidad de aforo de las actuales instalaciones del centro público de la localidad

El colegio Cervantes de la Pobla de Farnals necesita una solución ante la incapacidad de acoger a todos los niños y niñas que han solicitado este curso el acceso al comedor escolar.

Las infraestructuras del centro hace años que se quedaron pequeñas y el exceso de aforo pone en peligro la seguridad de los alumnos usuarios del comedor. Las solicitudes realizadas para optar al comedor son 437, una cifra que cuadriplica la capacidad disponible del espacio que el centro tiene para dar de comer de manera simultánea a todos los niños.

La Comunidad Educativa exige soluciones a la masificación del comedor de este centro público, por lo que más de 200 padres y madres acudieron este jueves a la reunión convocada por el AMPA.

Además, los representantes de los padres en el Consell Escolar han presentado un documento que remitirán a la Conselleria de Educación, en el que solicitan la «urgente y necesaria ampliación del comedor del CEIP Cervantes», junto al que han añadido la firma de todas las personas que han querido adherirse.

Como medida transitoria y provisional, la dirección del colegio explica que se adoptará un 'turno corrido' en el que los niños irán accediendo a la instalación conforme vayan quedando asientos vacíos, y esperan «que pueda dar tiempo a atender a la gran parte del alumnado que necesite usar el este servicio». Asimismo se ha comprometido a iniciar los trámites para pedir la adecuación de un aula que haga la función de comedor complementario mientras se pone en marcha la solución definitiva.

El Ayuntamiento de La Pobla asegura que el problema «no es nuevo de este año», ya que durante el curso pasado, se llevaron a cabo gestiones para que la Conselleria ofreciera una solución a esta situación.

Tras la notificación del problema a la inspección educativa y al Director General de Servicios Educativos, el pasado mes de abril tuvo lugar una reunión entre la Jefa de Servicios Complementarios de la Conselleria de Educación, Mª Carmen Quiles, la regidora de Educación de la Pobla, Ana Borja y el aparejador municipal, donde quedó patente la necesidad de una intervención urgente y donde se obtuvo la implicación por parte de la Conselleria para hacerlo «cuanto más pronto mejor».

Durante el mes de mayo el aparejador de Valencia visitó el colegio junto al aparejador municipal para comprobar las condiciones del comedor. Debido a la antigüedad del edificio y de sus condiciones, decidieron que la mejor opción era hacer un nuevo comedor, con todas las garantías de seguridad, con un equipamiento de cocina nuevo y con una capacidad de aforo suficiente para atender a las necesidades del municipio.

Sin embargo esta obra tiene un elevado coste que no puede ser asumido por el consistorio y del cual se tiene que hacer cargo Conselleria. Para acelerar al máximo el proceso, el ayuntamiento propuso que fuera el arquitecto municipal quien redactara el proyecto. El próximo mes de octubre queda prevista la visita las instalaciones de la jefa y el arquitecto de Servicios Complementarios de la Conselleria para que empiecen a trabajar lo antes posible.