Las Provincias

La Cooperativa de La Canyada teme que revertir el servicio de agua duplique los precios

Las instalaciones de la Cooperativa Valenciana El Plantío y La Cañada. :: lp
Las instalaciones de la Cooperativa Valenciana El Plantío y La Cañada. :: lp
  • El PP pide que la transición no perjudique al usuario y el gobierno recalca que la concesión «no podía mantenerse por ley» y que el proceso está en fase de estudio

La Cooperativa Valenciana El Plantío y La Cañada, una de las dos suministradoras de agua que operan en la zona, ha enviado cartas a sus 5.000 socios alertando de que el proceso de reversión del servicio, iniciado por el ayuntamiento, podría doblar el precio. «Las tarifas del servicio de abastecimiento que se aplican en otras zonas del término municipal son superiores al doble de la que en estos momentos tiene aprobada la cooperativa».

La entidad indica en dichas misivas que «defenderá que en dicha reversión respeten las tarifas vigentes y no se suban la de los actuales socios y abonados».

El PP reclamó ayer al alcalde, Juan Antonio Sagredo, que «aclare cómo afectará al coste del servicio el proceso de reversión del suministro que inició este verano de manera autoritaria, sin negociar con la adjudicataria del suministro del agua en La Canyada, ni informar a los más de 5.000 vecinos abonados».

La portavoz del grupo municipal popular, María Villajos, recordó que «no nos oponemos al proceso de reversión del suministro del agua al ayuntamiento, pero se deberá garantizar una transición adecuada para que los vecinos no acaben pagando los platos rotos de la gestión autoritaria y temeraria que está realizando el alcalde».

Tarifas

La representante también pidió «respeto» para una entidad «que ha prestado servicio durante más de 50 años y cuyos propietarios son los miles de socios vecinos de La Canyada que componen su accionariado».

Los populares señalaron que la Cooperativa refleja «la tarifa vigente de la empresa Aguas Municipales de Paterna que, comparada con las de la Cooperativa demuestra que se produciría un encarecimiento del precio del agua de hasta un 100%, ya que las tarifas que ofrece actualmente la Cooperativa son de 42 céntimos por metro cúbico, por los 95 céntimos por metro cúbico que figura en la tarifa de la empresa de capital mixto».

En la carta enviada a los abonados, la entidad señala que en este proceso de reversión, además de la gestión del suministro domiciliario de agua potable, «deberá clarificarse qué elementos patrimoniales de la cooperativa se deberán revertir, por lo cual este consejo rector defenderá hasta últimas instancias, los intereses de la cooperativa y de sus socios, ya que son los propietarios de ésta, estando afectados igualmente los socios de otros municipios por su condición de socio de la cooperativa».

Fuentes municipales explicaron ayer que la concesión para cincuenta años «había caducado y el ayuntamiento estaba obligado a intervenir por una cuestión de legalidad y para regularizar la situación».

La corporación «avisó a la cooperativa de que debía actuar por la vía legal, tras caducar la concesión de hecho en 2014. El asunto se llevó al pleno del mes de julio y se inició el correspondiente expediente para recuperar el servicio, el cual está actualmente en fase de estudio». La corporación ha pedido un informe que «determinará cómo llevar a cabo este procedimiento con total garantía».

Respecto a las tarifas, desde la corporación señalaron que la Cooperativa «incluso solicitó, precisamente, una subida del 5% que el ayuntamiento le denegó». Además, «la entidad no aplicaba un reglamento que garantizara los derechos de los usuarios y tampoco rendía cuentas al ayuntamiento. Por otro lado, las averías e interrupciones del servicio eran frecuentes. Ahora con el inicio del expediente se va a recuperar el servicio para regularizar la situación y unificar tarifas». Fuentes municipales detallaron que la Cooperativa «tiene 5.000 socios de varias poblaciones pero sus abonados en La Canyada son 3.000. El resto opera con Aguas de Valencia».

En Paterna el problema del agua es histórico. En el término funcionan cuatro suministradoras diferentes con tarifas muy diversas también. El ayuntamiento lleva años tratando de recuperar el servicio por zonas para poder unificar los precios. Una de las zonas que más abona es La Coma.