Las Provincias

El alcalde, Jesús Ros, muestra el plano del proyecto. :: LP
El alcalde, Jesús Ros, muestra el plano del proyecto. :: LP

Torrent solicitará a la Generalitat las obras para el suministro de agua

  • El ejecutivo ha recuperado un proyecto de 1999 que plantea construir una tubería y una balsa para abastecer la zona rural

Un proyecto elaborado en 1999 y aprobado por la Conselleria de Medio Ambiente, podría poner punto y final a los problemas de sequía de los pozos que abastecen las urbanizaciones y núcleos diseminados de Torrent.

El alcalde, Jesús Ros, sacó ayer a la luz, en un encuentro con la prensa, este documento que, en su momento, tuvo un coste de 120.000 euros, pero que como aseguró «ha estado durmiendo el sueño de los justos todos estos años, almacenado en un cajón», en referencia a la gestión de los recursos hídricos por parte del PP en las legislaturas pasadas.

Una vez «desempolvado», la intención del equipo de gobierno es que «entre en la cartera de prioridades de los presupuestos de la Generalitat Valenciana», como aseguró Ros, quien transmitirá esta petición al secretario autonómico en una próxima reunión que mantendrá en la ciudad, junto con los agricultores y las sociedades de regantes.

La inversión aproximada que recoge el proyecto para poder abastecer de agua potable a la zona de la ciudad comprendida entre La Curra y la carretera de Montserrat, para el riego de los campos de cultivo y consumo de viviendas, asciende a 5.000 millones de pesetas, entre 30 y 35 millones de euros actuales. Este coste «no es posible que lo asuma el ayuntamiento», matiza Ros, «pero si que se puede pedir financiación a la Generalitat para ir realizando el proyecto por fases».

Esta zona de Torrent solo se abastece de dos balsas, la de la Serra y la de Xils, para cubrir cerca de 14.000 hanegadas de cultivo y 2.000 viviendas. La propuesta técnica para asegurar el suministro de agua, según se refleja en el informe, consiste en la construcción de una tubería de aproximadamente seis kilómetros que conectará el canal desde el polígono industrial Mas del Jutge, a la altura de la fábrica de Oscar Mayer, con un depósito ubicado a los pies de la ladera de la Serra Perenxisa.

Desde allí, se utilizarían las conexiones actuales o se construirían nuevas para repartir el abastecimiento a los núcleos diseminados y a la zona de regadío, además de a los pozos que abastecen las diferentes zonas.

Este proyecto es necesario para dar servicio de agua a las tierras de cultivo, ya que aunque el ayuntamiento ha solicitado a la Entidad Metropolitana de Servicios Hidráulicos (Emshi), que incluya en sus presupuestos el proyecto de conexión de la tubería Picassent-Montserrat con los pozos de Horteta, para la zona de Calicanto y la parte oeste de la ciudad, Ros, advierte que la entidad «solo suministra a los espacios urbanos» y el término municipal cuenta con 20.000 hectáreas de secano.

El alcalde se ha mostrado crítico con la propuesta del PP para la creación de una mesa del agua y ha recordado a los populares que este proyecto «no llegó ni a presentarse». Además, Ros asegura que a finales del mes de julio ya se reunió con los regantes y agricultores para tratar el tema y recogió sus quejas y sugerencias.

Por otra parte, y en la misma línea, la máxima autoridad municipal ha anunciado que se reunirá próximamente con los vecinos del Pantano para presentar el proyecto de renovación de la red de aguas potables. Los residentes, hace unos meses, solicitaron al consistorio que asumiera el suministro, actualmente en manos del propietario de un pozo privado.

Temas urbanísticos

A la vuelta del periodo vacacional, el equipo de gobierno también tiene que retomar cuestiones urbanísticas que siguen pendientes. Una de ellas es la redacción del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), que según Ros, «ha estado parado durante ocho años» y ahora se ha retomado.

El alcalde avanzó que, una vez elaborado el documento inicial, se ha previsto una reunión con todos los grupos políticos para la primera semana de octubre con el fin de darlo a conocer y recoger sus sugerencias. Ligado al PGOU, el ejecutivo sigue trabajando en el plan de protección del casco antiguo y este mismo mes, se ha planteado una reunión con los representantes políticos para presentar el estudio de protección de la huerta.

Además, de estos temas, Ros anunció el inicio inminente de las obras en la ciudad deportiva Parc Central y la licitación por concurso de la actuación en La Cotxera, con el fin de reabrir las instalaciones a principios del próximo año. A esto se suma también, la redacción del pliego de condiciones que permitirán sacar a concurso la gestión del aparcamiento Juan Carlos I.