Las Provincias

Mislata estrenará juzgados en un año tras años de instalaciones insalubres

La consellera y el alcalde, durante la visita de ayer, junto a representantes judiciales. :: lp
La consellera y el alcalde, durante la visita de ayer, junto a representantes judiciales. :: lp
  • Los nuevos locales de 1.400 metros cuadrados acaban con una demanda histórica repleta de denuncias por goteras, saturación y deficiencias

Jueces, fiscales y letrados recorrieron ayer los nuevos locales que albergarán la futura sede de los juzgados de Mislata con caras de satisfacción. Y eso que el actual aspecto de los bajos hacía difícil imaginarse cuál será el resultado final dentro de un año. El futuro judicial de la ciudad abría ayer una nueva etapa, tras una década de reivindicaciones y cuantiosas quejas por el deficiente estado que arrastran las actuales instalaciones de los cuatro juzgados de primera instancia y la oficina del Registro Civil por humedades y saturación de expedientes.

La consellera de Justicia, Gabriela Bravo, y el alcalde de Mislata, Carlos Fernández Bielsa, presidieron la visita por los locales de 1.400 metros cuadrados, recayentes en la plaza de España, que albergarán la futura sede judicial y que contarán con espacios para sala de visitas, calabozos y estancias privativas para víctimas de delitos.

La búsqueda de un local de grandes dimensiones para reunificar todas las dependencias no ha sido fácil y requirió varios meses de búsqueda. La consellera explicó que la «situación de los juzgados de Mislata es muy deficitaria y las condiciones de insalubridad de las actuales instalaciones son inadmisibles». Con este proyecto se acaba «con la dispersión de las sedes judiciales» con un «espacio digno» para los más de 80 profesionales que tendrán que trasladarse dentro de un año, cuando finalicen las obras de adecuación.

Un lustro de espera

El alcalde, por su parte, agradeció el paso logrado a la consellera Bravo, pues «llevábamos cinco años exigiendo los nuevos juzgados para Mislata y la consellera aceptó nuestra reivindicación a los dos días de tomar posesión en el cargo». También recordó a todos los vecinos que «en estos últimos años han sufrido la precariedad de los actuales juzgados y para los funcionarios del partido judicial de Mislata y, en especial, a las juezas porque han trabajado en unas condiciones manifiestamente mejorables».

Precisamente, las cuatro juezas acudieron ayer a la visita, en representación de los 80 trabajadores públicos que se trasladarán en un año. La Conselleria les entregó los planos del proyecto básico y, en los próximos días, consensuará con los profesionales los detalles de la distribución de las nuevas instalaciones.

Además de la mejora de espacio, luminosidad y ubicación, el cambio de sede también reportará a la Conselleria un ahorro económico. «Por este local pagaremos la mitad de lo que estamos pagando por las tres sedes judiciales que tenemos alquiladas. En unos años habremos amortizado la obra». El partido judicial de Mislata consta de cuatro Juzgados de Primaria Instancia e Instrucción (el número 1, 2, 3 y 4), además de una Oficina del Registro Civil, un servicio de notificaciones y embargos y una Oficina del Decanato. Todas estas dependencias están repartidas en tres inmuebles, ubicados en las calles Antonio Aparisi y Blasco Ibáñez, que no reúnen «unas condiciones mínimas de salubridad», según recalcaron desde el ayuntamiento.

Desde hace años, las denuncias de los profesionales que trabajan en estos juzgados han sido constantes, así como las quejas oficiales del Ayuntamiento de Mislata alertando del malestar de la ciudadanía por la precaria situación de las sedes. «Nuestras denuncias cayeron en saco roto durante años hasta el cambio de gobierno en la Generalitat», matizó Bielsa.

En ambos proyectos, pendientes ahora del proceso de licitación y adjudicación de la obra, la sede judicial contará con dos salas de visitas, nuevos despachos para jueces y fiscales, estancias para las ruedas de reconocimiento, calabozos y zonas comunes para los funcionarios de los juzgados.

Todavía quedarán por resolver algunas cuestiones planteadas ayer por los trabajadores respecto a la falta de plazas de aparcamiento, aspecto que analizará el consistorio con detalle en los próximos meses para «dotar a las instalaciones de todo lo necesario».

Respecto a las «grandes carencias» que arrastran las sedes judiciales valencianas, Bravo recalcó que está a la espera de que el Ministerio aumente «su compromiso e inversión para cubrir unas necesidades que siguen creciendo año tras año», pues las partidas previstas son «insuficientes» y «esta Comunidad no puede esperar más». «La demanda de juzgados se va a incrementar» y, con ello, sus «todas sus necesidades».