Las Provincias

Cuatro meses de prisión por matar a golpes a un perro en Burjassot

  • El condenado, que ha sido inhabilitado para la tenencia de animales, utilizó una barra de hierro y posteriormente arrojó el cuerpo al contenedor

burjassot. El Juzgado de Instrucción de Paterna número 3 ha condenado a un hombre por un delito de maltrato animal, a cuatro meses de prisión, inhabilitación especial por un tiempo de cuatro años para la tenencia de animales y ejercicio de profesión, oficio o comercio relacionado con ellos, tras matar a su perro a golpes.

En el suceso, que tuvo lugar durante la noche del uno de febrero, el acusado paseaba por la calle Mariano Benlliure, en el municipio de Burjassot, con su perro llamado 'Cartucho'. En un momento determinado, éste salto hacia una niña que allí se encontraba y a la que el animal no causó ningún tipo de daño. Sin embargo el acusado, al observar la conducta del perro, cogió una barra de hierro que había en los alrededores y, con ella, lo golpeó en la cabeza hasta causarle la muerte para, posteriormente, arrojar el cadáver del can al contenedor.

Los hechos fueron vistos y denunciados por una vecina a la unidad canina de la Policía Local de Burjassot, que rápidamente actuó. Asimismo, la protectora de animales Modepran, se presentó como acusación popular en este caso.

El acusado reconoció como ciertos los hechos de la imputación durante el juicio que se celebró el pasado 9 de febrero. En el mismo, según fuentes de la protectora, el condenado se defendió asegurando que «el perro era suyo y que podía hacerlo».

La protectora de animales se mostró satisfecha con la sentencia, que considera «ejemplar» ante el primer caso de maltrato animal con resultado de muerte que se conoce en Burjassot. También celebraron que «cada vez se estén viendo más sentencias condenatorias en las que se generan unos antecedentes penales sobre los condenados y se les inhabilita para la tenencia de animales, ya que si no cumplen la sentencia, sí que entrarían en prisión por quebrantamiento de condena o si se les condena por otro delito».

No obstante, desde la organización, lamentaron que «desgraciadamente hechos como estos sigan ocurriendo en España» y subrayaron que «muchos de ellos quedan impunes por la falta de colaboración ciudadana».

Por su parte el Ayuntamiento de Burjassot, en palabras del primer edil, Rafa García, destacó que «gracias a la ayuda prestada por la ciudadana del municipio, que no dudó en denunciar ante la Policía, se ha podido hacer justicia» en este caso.