Las Provincias

Torrent inicia el expediente para declarar las fallas Fiesta de Interés Turístico Autonómico

Acto del traslado de la Virgen, único en la comarca. / LP
  • El traslado de la Virgen, único en la comarca, su antigüedad y la atracción de visitantes son las claves del informe elaborado por expertos

Las fallas de Torrent han abierto el camino para ser consideradas como Fiesta de Interés Turístico Autonómico. La tradición fallera que se remonta al año 1900, cuando se plantó el primer monumento, sumada a otras características propias que la convierten en un polo de atracción de visitantes durante la semana josefina y también durante el resto del año, han hecho que un comité de expertos haya elaborado el expediente para conseguir este reconocimiento oficial que concede la Conselleria de Economía, Industria, Turismo y Empleo.

Aunque el camino hasta llegar a ostentar este título es largo, la fiesta josefina torrentina tiene a su favor aspectos singulares que la hacen única. Entre ellos está el histórico episodio que se conoce como la 'Tombà de les falles', que data de 1957, cuando las autoridades, influidas por la iglesia, prohibieron los bailes y los falleros y las comisiones, en señal de protesta, optaron por tumbar sus monumentos.

A esto se añade la antigüedad de una fiesta que se remonta al año 1900, fecha en que está datado el primer cadafal que se plantó en la calle Cambrils, acompañado de la tradición, que todavía perdura entre las comisiones torrentinas de los 'payasos', que son unos muñecos de paja, que confeccionan ellos mismos y montan en una escena de crítica local. Otra peculiaridad es el traslado de la imagen de la Mare de Déu hasta la plaza de la iglesia en la tarde del 16 de marzo, un acto único en la comarca.

Para justificar y avalar esta denominación, el expediente incluye, además, un estudio sobre la repercusión que la fiesta josefina tiene en cuanto a la atracción de visitantes en estas fechas, a través del incremento en el uso de los medios de transporte utilizados para desplazarse hasta la ciudad o los alojamientos turísticos que hacen que Torrent incremente su población en la semana fallera.

La ciudad cuenta en total con 29 comisiones, lo que significa un censo fallero de cerca de 7.000 personas. Además, las comisiones tienen una actividad constatada a lo largo de todo el año con concursos y exhibiciones de play backs, teatro y otra serie de actos deportivos y culturales que hacen que la fiesta no sólo sea durante la semana fallera. La alcaldesa de Torrent, Amparo Folgado, destaca esta hecho insistiendo en que con este informe «se demuestra la intensa actividad que generan las fallas, no solo durante una semana, sino en los doce meses del año».

El expediente se sustenta en la investigación de un grupo multidisciplinar, del que forman parte el bibliotecario archivero del consistorio, Ramón Sanchis, junto al cronista oficial, Pepe Royo, e investigadores locales, como Salvador Ciscar, Aitor Sánchez, Emilio García, Adrià Besó, con la corrección lingüística de Anna Gascó.

Ahora el expediente será aprobado por el Consejo Rector de la Junta Local Fallera , para después pasar por el pleno y, finalmente, será la Conselleria la que tendrá que dar el visto bueno a la propuesta.