Las Provincias

Hidraqua y Centro San Rafael, un año desde su «flechazo» y en constante búsqueda de la felicidad

Carratalá y Bartual, en el momento de su conferencia conjunta. :: A. D.
Carratalá y Bartual, en el momento de su conferencia conjunta. :: A. D.
  • Francisco Bartual, de la empresa de gestión hídrica, y Ana Carratalá, de la asociación que ayuda a personas con discapacidad intelectual, iniciaron contactos en la primera jornada de RSC

La Jornada de Responsabilidad Social Corporativa de 'La Verdad', como indicó en su intervención el director general del periódico, Antonio González, busca «arrojar luz a esta labor», entre otras cuestiones. No obstante, otro de los puntos fuertes es el de las relaciones sociales, como se pudo apreciar en la conferencia impartida por Francisco Bartual, de Hidraqua, y Ana Carratalá, del Centro San Rafael, que ayuda a personas con discapacidad intelectual y a sus familiares. «Fue el año pasado en esta jornada cuando invité a Francisco a conocer nuestro centro. Nos visitó y desde entonces, Hidraqua colabora con nosotros», confesó Carratalá.

Para Bartual, la Responsabilidad Social Corporativa pasa por ayudar a las asociaciones que trabajan para públicos específicos, como es el caso de Centro San Rafael, pero también es un trabajo constante. Como reflejó en su discurso, la labor de Hidraqua en su responsabilidad social consiste en «evitar perder un gota de agua», y como uno de los últimos logros expuso la construcción del parque de La Marjal, en la zona de la playa de San Juan de Alicante, donde «se ha creado una zona de acumulación de aguas en caso de inundación que reinvierte de manera inteligente el agua», además de otros proyectos como «medidores del consumo de agua en los domicilios conectados a los teléfonos inteligentes» o «la inspección constante de las zonas de alcantarillado».

Pero además, para Bartual otro de los puntos claves reside en la educación, por lo que también tienen diversos proyectos para «concienciar a niños y jóvenes», aunque esto no impide que dediquen cerca de 30.000 euros al año a entidades como «APSA, Banco de Alimentos, Cruz Roja o Cáritas», entre otros.

Por su parte, Carratalá destacó la ayuda de Hidraqua como «indispensable» para realizar una labor que, como confesó, «trata de buscar la felicidad de las personas». «Intentamos conocer a las personas a las que ayudamos, saber qué necesitan para ser felices e intentar conseguirlo. A veces sólo es necesario trabajo, pero, a veces, para esto de ser generadores de oportunidades de felicidad necesitamos también dinero», concretó la directora de Centro San Rafael en Alicante.

Además, Carratalá concretó que «no sólo ayudamos a las personas con discapacidad, sino también a sus familiares». «Ellos también necesitan apoyo, momentos de respiro en el cuidado de las personas que tienen a su cargo», finalizó.