Otro varapalo para Arantxa

Arantxa Sánchez Vicario. /
Arantxa Sánchez Vicario.

La tenista quería que su proceso de divorcio se viera en Estados Unidos, pero finalmente el trámite se realizará en España

LAS PROVINCIAS

Aunque Arantxa Sánchez Vicario estaba empeñada en que su proceso de divorcio se viera en Estados Unidos, el fiscal del Juzgado de Primera Instancia número 2 de Esplugues de Llobregat ha dado la razón a Josep Santacana, su todavía marido, y ha pedido al juez que ordene que el trámite se realice en España. Eso podría obligar a la extenista a hacerse cargo, en solitario, de la deuda de siete millones de euros que le reclama el Banco de Luxemburgo.

Fotos

Vídeos