Paseíllo de famosos en la retirada de Francisco Rivera

Ágatha Ruiz de la Prada, con un vestido de inspiración goyesca. / Vanessa melgar
Ágatha Ruiz de la Prada, con un vestido de inspiración goyesca. / Vanessa melgar

El torero se despide de los ruedos en la Goyesca de Ronda, que recupera el glamur que antaño siempre acompañó a esta corrida

S. ZAMORA

Eran las ocho y media de la tarde, cuando en la bicentenaria plaza de Ronda (Málaga) Juan Ignacio Alonso le cortaba la coleta a su amigo Francisco Rivera Ordóñez. Ponía así fin a un cuarto de siglo de trayectoria profesional que se inició en ese mismo coso. Fue una tarde histórica, dentro y fuera de la plaza. Numerosos rostros conocidos se dejaron ver por sus calles. Hacía tiempo que no se veían tantos. La localidad malagueña recuperaba así el glamur que durante años siempre acompañó a la tradicional corrida Goyesca y que en los últimos había decaído.

En esta 61º edición, Francisco Rivera compartía cartel con El Fandi, Sebastián Castella, Miguel Ángel Perera y Cayetano, que quiso torear con su hermano en su último paseíllo. En el tendido, muy emocionada estaba su esposa Lourdes junto a su hija Carmen, que acompañó a su padre en carruaje desde el Hotel Catalonia Reina Victoria hasta la plaza. También siguió de cerca el festejo Eva González, mujer de Cayetano, que recientemente han anunciado su próxima paternidad. Junto a ellas, otros muchos rostros conocidos, como el cantante José Manuel Soto, que acudió a la taquilla de la plaza de toros; la periodista Susanna Griso, y la diseñadora Ágatha Ruiz de la Prada, que lució un diseño de inspiración goyesca, como declaró a este periódico. Carmen Lomana llegó acompañada del empresario Julián Porras y durante la corrida también pudo verse al futbolista Salva Ballesta; Hubertus Von Hohenlohe y Simona Gandolfi; Cari Lapique; Carlos Falcó, el marqués de Griñón; el periodista José María García, y al dibujante Mikel Urmeneta.

El periodista Enrique Romero, que ha sido este año el pregonero de la Feria, también acudió a la plaza, en la que estuvieron el torero Curro Vázquez; el economista Carlos Rodríguez Braun; el cantante Manuel Lombo; Begoña García-Baquero; el relaciones públicas y comunicador Carlos Telmo; y el periodista Jesús Vigorra, entre otros. No asistió por motivos profesionales Kiko Rivera, quien se disculpó con un mensaje en Instagram: «Os deseo toda la suerte del mundo. Vuestro hermano que os quiere».

Uno de los grandes momentos se vivió cuando Francisco Rivera brindó el último toro a su hija Cayetana, que le valió dos orejas. Minutos más tarde y tras cortarse la coleta, Cayetano sacaba a hombros a su hermano por última vez.

Fotos

Vídeos