El plan de...Francis Montesinos

El plan de...Francis Montesinos

El modisto valenciano elige Ibiza para desconectar. Procura huir de la masificación y recomienda pasar el tiempo con amigos

NOELIA CAMACHO

Lleva desde los años 60 veraneando en Ibiza, pero el modisto valenciano Francis Montesinos se escapa a la isla pitiusa siempre que tiene unos días. Sin embargo, el diseñador huye de la fiesta y de la masificación. Busca playas inaccesibles para los turistas y quiere tranquilidad. Para él, la Ibiza que disfruta en sus días de asueto nada tiene que ver con la que el resto conocemos.

Siempre acude a casas de amigos, para deleitarse de la zona acompañado de una buena charla y una paella. Nada de fiestas ni noches interminables. «Ese tiempo ya ha pasado. Yo ya conocí esa Ibiza, ahora busco otra cosa. Huyo de la masificación donde hay 50.000 personas», confiesa Montesinos. Tanto es así que, para saborear el mar, visita una apartada cala, de uso privado y restringido a los habitantes de la zona, en la que están instaladas unas casitas. «Allí, hacemos un arroz, compartimos el tiempo entre amigos. Algunos pescan y, después, cocinamos lo que han traído. Es todo muy tranquilo. Hay algunos barquitos, pero es todo muy privado. Es un lujo poder comer al lado de la orilla. Hay habilitada una cueva donde se puede estar», asegura el diseñador, advirtiendo de nuevo que es un enclave muy íntimo y al que solo pueden acceder unas pocas familias ibicencas.

Es de poco salir cuando está en la isla. Se escapa, dice, alguna que otra vez a Formentera, pero su vida es más bien estar rodeado de sus amigos. Sí que pasea y, para estar al día, visita los mercadillos de la zona para ver las tendencias y «saber que es lo que hay en la calle». No quiere recomendar ninguno, todos tienen su encanto, aunque no es raro verlo por Las Dalias. Este es un espacio plagado de puestos de artesanía, ropa y productos de estética 'hippy', en el que también se puede disfrutar de actuaciones, tomar una copa o sentarse en su restaurante.

Pero él, vuelve a confesar, no es mucho de salir a cenar o tomar copas. Repite que es más de sentarse en una casa con amigos y disfrutar de su compañía. Se suele mover por el norte de Ibiza. Aún así «alguna noche sí que salimos y podemos ir a Las dos lunas», -un local de comida italiana-, asevera.

Asegura que no es de vacaciones largas, que se escapa a la isla un fin de semana. La razón principal es que en septiembre tiene lugar la anteriormente conocida como pasarela Cibeles, -hoy Mercedes Benz Fashion Week Madrid- y debe estar trabajando para llegar a presentar la colección. Aún así, si no se escapa a Ibiza, pasa el tiempo en su casa. «También estoy tranquilo, en el jardín», cuenta Montesinos.

Fotos

Vídeos