El triunfo de las plastificadas

Chanel emplea el plástico para botas y sombreros. /
Chanel emplea el plástico para botas y sombreros.

El plástico es el rey en los desfiles de moda esta temporada

L. GÓMEZ

No hay duda. La temporada tiene un claro triunfador. El plástico es el rey de los desfiles. Que llegue a la calle, como suele pasar con otras tendencias, será otro cantar. De momento, encaja en todo tipo de modelos. Jimmy Choo ha elevado unos tacones envueltos en plexiglás. Da lo mismo que el par supere el millar de euros, ya que están agotados desde hace tiempo. Toga, Balmain y Chanel también se han rendido al encanto del plástico con capas aderezadas con flecos y gabardinas y vestidos serigrafiados. Calvin Klein, que vive otra edad de oro desde la llegada de Raf Simons, y Valentino tampoco se han quedado atrás y bordan con este material modelos y chaquetas rematadas con lentejuelas.

Tan maleable y moldeable como es, se ha colado a la vista de todo el mundo destapando su indiscutible encanto: desnuda a todas aquellas que se atreven a echar mano de él. Tan humilde como es, choca también con la definición del lujo tradicional, pero se ha revalorizado de tal manera que Céline lo utiliza para diseñar bolsas de la compra, como si uno fuera a meter en ellas la barra del pan, que vende a precios estratosféricos. Isabel Marant fabrica pantalones metalizados y Givenchy 'clutchs' translúcidos.

En la última semana de la moda de Nueva York, que coincidió con varios huracanes que arrasaron diversos puntos del Caribe, se habló, y mucho, del plástico. Pareció una clase de anatomía con tantos cuerpos desnudos sobre las pasarelas. También se criticó lo poco que a la industria de la moda parece importarle los devastadores efectos de este controvertido producto. Pero todos los debates pasaron a un segundo plano cuando el huracán de los focos, Kim Kardashian, se 'plastificó' e irrumpió a lo bestia con todo tipo de transparencias.

La reina del famoso clan familiar mostró su lado más íntimo con un vestido que acompañó sin sujetador y sandalias de plástico con las que parecía andar por el pasillo de su casa. Kim se dejó ver de esta guisa en un restaurante de Los Ángeles, pero cuesta creer que muchas mujeres sigan su ejemplo y se atrevan a mostrar públicamente su anatomía, por mucho que el plástico esté de moda.

Kim Kardashian luce prendas de plástico muy atrevidas.
Kim Kardashian luce prendas de plástico muy atrevidas.

Fotos

Vídeos