Jennifer Aniston y su marido deciden ser sólo 'friends'

Jennifer Aniston y su marido deciden ser sólo 'friends'

Las redes sociales se relamen ante la idea de que la separación de la actriz de Justin Theroux, unido al divorcio de su 'ex' Brad Pitt, abone el camino a una reconciliación

I. OCHOA DE OLANO

Leer que Jennifer Aniston se ha separado y pensar en una reconciliación con Brad Pitt... No hay película romántica que supere este final»; «no puedo dejar de pensar que ahora los dos vuelven a estar solteros (emoticonos con sonrisas). Los tuiteros afines al mundo de las 'celebrities' y del cuore están que se frotan las manos desde que saltó la noticia de que la actriz californiana y su esposo, Justin Theroux, también intérprete, además de realizador y guionista, han decidido romper su matrimonio y ser solo 'friends'.

Así al menos se lo han propuesto, según recalca el comunicado que han redactado, con bastantes malas pulgas, todo sea dicho, para anunciar su decisión. «Normalmente haríamos esto de forma privada pero, dado que la industria del chisme no puede resistirse ante cualquier oportunidad de especular e inventar, queríamos anunciar la verdad directamente», ha explicado la pareja a través del publicista de la artista, Stephen Huvane. «Jennifer y Justin siguen siendo dos buenos amigos que han decidido separarse como pareja, pero están deseando mantener su preciada amistad», enfatiza la nota difundida, según la cual acordaron su ruptura a finales del año pasado.

La intérprete de Rachel Green en la serie televisiva que la encumbró en la década de los noventa inició su relación sentimental con su Theroux en 2011. Se habían conocido tres años antes en Hawái, durante el rodaje de 'Tropic Thunder'. En 2015, poco antes de que Justin cumpliera 44 años, se dijeron el 'sí, quiero' en una boda sorpresa para los invitados. Estos pensaban que asistían a la fiesta de cumpleaños del actor cuando, al llegar a su exclusiva casa en Bel-Air, Los Ángeles, se encontraron con una ceremonia nupcial en toda regla. Ahora, dos años y medio después del enlace, su relación ya no parece dar más de sí.

Un marido decepcionante

Para él se trataba de su primer matrimonio. Para Aniston, que hace apenas cinco semanas cumplía 49 años, el segundo. Se casó en 2000 con Brad Pitt para, cinco años más tarde, protagonizar uno de los divorcios más sonados de la industria de Hollywood, debido a que el intérprete comenzó a salir inmediatamente después con Angelina Jolie, con la que acababa de rodar la película 'El señor y la señora Smith'. El nuevo tándem, bautizado como los Brangelina, estalló a su vez en septiembre de 2016, después de doce años de relación y seis hijos en común. Aunque aún no han firmado el divorcio por una falta de acuerdo con la custodia de la prole, muchos seguidores albergan la esperanza de una posible segunda oportunidad entre Pitt y Aniston.

Involuntariamente o no, el propio actor prendió esa mecha el verano pasado cuando confesó a la revista 'Life&Style' que él mismo fue quien buscó el perdón de su primera exesposa por «no haber sido el marido que ella merecía». Aunque Aniston, por su parte, reveló que durante los primeros años después de la ruptura estuvo muy dolida con él por lo sucedido, el paso del tiempo parece haberse ocupado de restaurar la amistad. «Llevan siendo amigos otra vez desde hace un tiempo y se escriben a menudo. No es nada nuevo, a él no le costó conseguir su número de teléfono», contó a la revista 'People' una fuente cercana al círculo de Pitt, poco después de su separación de Jolie.

Fotos

Vídeos