El duque de Alba busca becarios gratis para el mantenimiento de los jardines del Palacio de Dueñas

Imagen de uno de los patios interiores del Palacio de Dueñas. /
Imagen de uno de los patios interiores del Palacio de Dueñas.

El anuncio ha sido retirado de la plataforma Icaro, el portal de gestión de prácticas utilizado por las universidades públicas andaluzas

GABRIEL CUESTA

El Palacio de Dueñas de Sevilla fue uno de los grandes orgullos de la duquesa de Alba. Siempre presumió de tener como un pincel un patrimonio único, en el que nacieron Antonio Machado o Carlos Falcó, marqués de Griñón. El conjunto de edificaciones, patios y jardines que lo componen demandan un laborioso trabajo de mantenimiento. Precisamente para estos últimos Carlos Fitz-James Stuart, duque de Alba, pretende «la creación de un nuevo diseño para uno de nuestros jardines principales». El problema es que pretende que dos becarios se encarguen de esta labor... ¡gratis!.

Se trata de «la creación de un nuevo diseño para uno de nuestros jardines principales con todo lo necesario, como la retirada de plantas en mal estado, plantación de nuevas, colocación de riego por goteo, poda de forma a setos y plantas ornamentales, plantación de enredaderas, inventariado de la flora del Palacio, retirada de follaje y mantenimiento en general». Este es el anuncio publicado en la plataforma Icaro, el portal de gestión de prácticas utilizado por las universidades públicas andaluzas. Ya ha sido retirado retirado tras la polémica. Con él se buscaba seleccionar a dos estudiantes del grado de Ingeniería Agrícola para que se incorporen de inmediato a los trabajos en el palacio de Dueñas durante dos meses. «Se valorarán positivamente conocimientos e interés en temas de paisajismo. Contarán con el asesoramiento de una empresa especializada en el tema», añade en las observaciones.

Carlos Fitz-James Stuart, hijo de la difunta duquesa de Alba, pertenece a una de las familias más ricas y con más títulos nobiliarios de España. La revista Forbes estimó que alcanzaba los 2.800 millones de euros. Tras el fallecimiento de su madre, el duque es ahora el encargado de gestionar todo el patrimonio de la Casa de Alba. Un conjunto de un valor incalculable tanto a nivel histórico como monetario al contar con una importante colección de arte y numerosas propiedades inmobiliarias repartidas por toda España.

El Palacio de Dueñas era la residencia favorita de su madre. Su nombre se debe al monasterio de Santa María de Dueñas, donde en su día habitaron monjas que se encargaban de dar servicio a reinas y esposas de los reyes de Castilla. Fue construido en los siglos XV y XVI y ha sido nombrado bien de interés cultural. Está abierto al público desde marzo de 2016, aunque la planta alta está restringida a visitas al continuar utilizándose como residencia. Para su mantenimiento, la Fundación Casa de Alva cuenta con exenciones fiscales, pero no recibe ayudas públicas.

Lee la noticia en El Correo.

Fotos

Vídeos