«Nuestro amor se fraguó despacito»

Deportista. Águeda practica zumba porque «me sube la autoestima, me hace sentir sexy y encima  quemo calorías»./
Deportista. Águeda practica zumba porque «me sube la autoestima, me hace sentir sexy y encima quemo calorías».

Águeda López, la mujer del cantante Luis Fonsi, es una modelo cordobesa que borda la fideuà, cree en las almas gemelas y lucha contra los rifles de asalto.«No quiero armas cerca de mis hijos»

ARANTZA FURUNDARENA

La mujer del cantante puertorriqueño Luis Fonsi, el autor de 'Despacito', vive como ella dice «rapidito». Es una hiperactiva y simpática cordobesa emigrada a Miami que habla con acento caribeño, te llama 'mi amor' y te cuenta su vida como si te conociera de toda la vida... Se llama Águeda López y antes de convertirse en modelo internacional fue concursante en el certamen de Miss España que ganó Helen Lindes. Tras desfilar en París, Águeda viajó hace unos días a Madrid para participar junto al entrenador Beto Pérez en la 'Zin Academy', un encuentro multitudinario de instructores de Zumba Fitness celebrado en la Caja Mágica. «Es un deporte que me ha ayudado a desinhibirme, me sube la autoestima, me hace sentir sexy y encima quemo calorías».

Lo practica cuando se lo permite su apretadísima agenda de madre, modelo, presentadora de televisión y pareja de una estrella internacional del pop con la que viaja a menudo por el mundo... «Soy una mujer muy activa. Desde que nacieron mis hijos siento que la vida pasa demasiado rápido. He parpadeado y mi niña tiene ya seis años». Mikaela, de seis, y Rocco, de un año, son los hijos de Águeda y Luis Fonsi. Y les han salido «muy salseros». La niña es muy tímida, «pero la puedes ver en su cuarto medio escondidita bailando y cantando». Y el niño «es pura personalidad del papá, tiene la alegría metida en la sangre».

Águeda, que el 21 de agosto cumplirá 37 años, se recuerda en su Córboa natal como «una niña siempre pegada a las faldas de mi madre». Estudiaba ballet y tenía «muchos sueños y muchas ganas». De hecho, está convencida de que «la gente que sueña y proyecta las cosas las termina haciendo». En 2009 se plantó en Miami con una visa de artista para trabajar como modelo. No conocía a nadie ni hablaba inglés. «Pero tengo bonitos recuerdos desde el primer día. Estados Unidos es un país grandioso. Te recibe con los brazos abiertos y si trabajas duro te recompensa», asegura.

«Si la gira se alarga más de dos semanas, me subo a un avión y lo alcanzo»

Hoy, sin embargo, la modelo está muy preocupada por la escalada de violencia en las escuelas y se ha posicionado a favor de la regulación de las armas de asalto en su cuenta de Instagram. «No quiero dejar a mi hija en un salón de clase donde haya una maestra, con todo mi respeto, armada. Porque las maestras son educadas para enseñar, no para disparar. No quiero un arma cerca de mis hijos. No tengo armas en casa ni las voy a tener», recalca.

A Luis Fonsi lo conoció por casualidad. Ella salía de una sesión de fotos. Él entraba. Los presentó el maquillador... «Lo primero que noté fue que tiene una 'vibra' muy bonita, una luz hermosa que cuando entra a un lugar la percibes. Todo el mundo lo dice. Es una persona muy normal, muy de verdad». Águeda explica que se hicieron amigos antes de enamorarse... «Fuimos muy poco a poco, muy despacito». Hoy certifica que el éxito arrollador de esa omnipresente canción no ha cambiado a su marido. «Lo único que notamos en casa es que viaja más, pero Fonsi sigue siendo el mismo chico humilde que yo conocí».

Cenas caseras con amigos

A la pareja le encanta organizar cenas caseras para sus amigos, «abrir una botellita de vino y conversar». Entre ellos hay reguetoneros y raperos. «Yo no los veo machistas sino muy caballerosos», puntualiza Águeda. Partidaria de los alimentos orgánicos, la modelo borda la fideuá de marisco (el plato favorito de su marido) y los fines de semana prepara una tortilla de patata para comerla «frente al televisor, viendo el partido». Cree en el amor para toda la vida e incluso en las almas gemelas. Y no se permite estar separada de su pareja más de dos semanas... «Si la gira se prolonga, me subo a un avión y me reúno con él allá donde esté. No es por miedo a perderlo -aclara-, es porque lo extraño con todo mi corazón».

Luis Fonsi estuvo casado anteriormente con la actriz puertorriqueña Adamari López, que superó un cáncer de mama siendo pareja del cantante. Águeda asegura haber llegado a su vida cuando él ya estaba separado, aunque algunos lo hayan puesto en duda... «Mis padres me inculcaron que quien nada debe nada teme, y ese es mi caso», zanja la modelo. El próximo 15 de abril el cantante cumplirá 40 años. «Él no va a sufrir la típica crisis, tiene los pies en el suelo -vaticina su mujer-. Fonsi es mucho más romántico que yo. Siempre tiene las palabras acertadas. En mitad de la nada te agarra y se pone a bailar contigo».

Fotos

Vídeos